Luego de que el Registro Público de la Propiedad y de Comercio (RPP) ha fallado en los servicios que por ley debe proporcionar, el secretario de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial (Seguot) Armando Roque Cruz responsabilizó a los usuarios de que los bancos retiraran los créditos hipotecarios.

Fue la forma más simple que encontró para no admitir la falta de argumentos ante los errores que persisten en el organismo, lo que ha frenado el trabajo de agentes inmobiliarios, notarios y abogados, que con justa razón han expresado su descontento.

Para Roque Cruz, las muestras de inconformidad y las críticas “no construyen ni aporta, antes bien, generan especulación e inseguridad, tal como ocurrió con algunos bancos que retiraron la atención hipotecaria ante la desconfianza en torno al trabajo que se desarrolla”.

Como es del conocimiento general, el RPP arrastra una serie de problemas que vienen desde febrero del presente año sin que se hayan solucionado del todo, lo que comenzaron con el hackeo que le hicieron a su sistema y de lo cual aún persisten cuestiones que perjudican las actividades que deben llevar a cabo quienes tienen necesidad de los servicios.

La extrema lentitud para atender las dificultades propició que agrupaciones de abogados, agentes inmobiliarios y notarios exigieran una respuesta pronta, pero ha sido tal la tardanza que obligó al gobernador del estado a convocar a una reunión a los funcionarios involucrados para exigir una satisfacción inmediata, comprometiéndose Roque Cruz y sus muchachos que atenderían las órdenes de su jefe.

Después de unos días, el titular de la Seguot reapareció para quejarse por la actitud asumida por los usuarios: “Las críticas que se han vertido constantemente al trabajo que hace el Registro Público de la Propiedad, ha provocado la desconfianza de los bancos”, a pesar de “los esfuerzos que hay por resolver el problema y atender las necesidades de quienes requieren sus servicios”.

A manera de cobrarse el agravio, la Seguot recordó que por ley se debe cobrar la consulta que se hace en folios y libros, algo que no se hacía ya que el trámite era directamente en las computadoras que estaban destinadas para tal fin y que podía utilizar el público.

“Cuando iban directamente y hacían la consulta en las computadoras que estaban dispuestas para ello, antes de la pandemia, se les permitía de manera gratuita, pero la consulta directa en libros y en la oficina sí está estipulado un cobro y es parte de la Ley de Ingresos del Estado”.

Lo que se hace ahora es que quien requiera realizar ese tipo de trámite deberá solicitar cita telefónica, para en determinado día y hora se autorice “lo que se ha venido implementando por protocolo sanitario y prevenir contagios, por eso es que el equipo de cómputo que se tenía dispuesto para el público fue retirado”, sin embargo bien pudo haberse destinado uno o dos trabajadores para higienizar el equipo cada vez que el usuario terminara su uso, como es regla general en el sector empresarial.

Otra cuestión que queda a deber el RPP es la consulta en línea, ya que esta tecnología “se está acondicionando, pero la plataforma todavía no está lista para ser utilizada como tal”, lo que al paso que lleva será una herencia que dejen a la próxima administración.

PREMONICIÓN

Eliminar la Reforma Eléctrica, tal como propone el gobierno federal, tendría implicaciones negativas para el país ya que habrá serias afectaciones en los servicios, situación que se vivió el lunes pasado con un mega-apagón que afectó a 10.3 millones de usuarios en 17 estados.

Como si fuera un presentimiento, el presidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas de Aguascalientes, Eduardo Llamas Esparza, señaló el 26 de noviembre que hay un empecinamiento de la Federación de no permitir que grupos empresariales inviertan en este sector, por lo que todo se circunscribe a un monopolio, que tanto daño hace, tal como ocurrió en su momento con Teléfonos de México y otras paraestatales.

Es una cuestión que trae el presidente de la República, para que Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sean los únicos que ofrezcan estos servicios, sin embargo al no haber competencia se cae en la complacencia y puede provocar una mala atención y al mismo tiempo que se impongan precios a los productos bajo criterios particulares.

En el caso específico de la electricidad, Llamas Esparza afirmó que existe una obcecación del gobierno para que se haga una contrarreforma y de esta manera producir energía a base de combustibles fósiles que son altamente contaminantes, ya que generan bióxido de carbono a la atmósfera, lo que va en contra de los acuerdos de París y de los que México es signatario, lo que echa por tierra el compromiso que adquirió de producir energías limpias.

Es un problema que trae otras implicaciones, como la desconfianza de los inversores extranjeros, que prefieren esperar el desarrollo de los acontecimientos antes de traer su capital a México, ya que no se sabe en qué momento pueden modificar las condiciones. Hay empresas de nivel mundial que tenían planes para asentar filiales en el área energética “pero se desaniman cuando ven que hay cambios en las reglas del juego”.

La situación prevaleciente en la CFE puede provocar una mayor afectación en el servicio, “al hacer falta la generación de una mayor infraestructura eléctrica y ante el hecho de que buscan que la paraestatal siga manejando todo en cuanto a la generación y transmisión de energía”.

Como Federación de Colegios de Ingenieros Mecánicos y Electricistas “estaremos al pendiente de las acciones del gobierno en torno a la Reforma Eléctrica y se buscará influir en las decisiones de las autoridades, tanto de la Comisión Reguladora de Energía como de la Secretaría de Energía”, sostuvo el dirigente.

Aunque se ha registrado la suspensión del servicio eléctrico en otras ocasiones, el apagón del lunes dejó varias incógnitas, principalmente de los problemas que tenga la CFE y que no se mencionan, y en qué condiciones está la red nacional, teniendo en cuenta que después de varias horas la CFE no informaba sobre las razones que hubo para la interrupción, ni de las medidas que se tomarán para evitar que vuelva a ocurrir, además es necesario saber si existe un respaldo extra que evite mayor daño a la red, principalmente a los usuarios.

AÑO MUY DIFÍCIL

Cada generación que vive una situación atípica cree que ha sido la peor de la historia, por lo que es normal que ahora se diga que el coronavirus ha sido el más letal, sin embargo Aguascalientes sufrió el ataque del matlazahualt en el año 1737, al grado que de 8,000 habitantes murió la mitad, víctima de la peste, que también afectó a casi toda la Nueva España. De acuerdo a Wikipedia la epidemia se esparció con rapidez debido a que la enfermedad era desconocida en el Nuevo Mundo, por lo que se consideró que pudo haberse trasmitido a través de cargamentos comerciales que procedían de Europa, aunque otras fuentes aseguran que su origen fue en un obraje de lana del pueblo de Tlacopan, cercano a la capital virreinal, lugar insalubre donde convergía gran número de personas junto con animales y desechos fecales. Entonces como ahora, se crearon hospitales específicos para el cuidado de los enfermos y moribundos de la epidemia, por lo que también fueron infectados y fallecieron religiosos, médicos y enfermeras debido al contacto con los pacientes. Ante la imposibilidad de encontrar una solución en la ciencia, se recurrió a la intercesión divina, realizando rezos públicos, peregrinaciones y convocatorias para que cada uno de los habitantes asumieran un comportamiento de bondad, de fe y la realización de obras pías, además de rezarle a la Virgen María, que en Europa escuchó los ruegos ante la epidemia que se registró en tiempos del papa Gregorio Magno.