Dispuesta a dejar una huella grisácea de su paso por el Congreso del Estado, la 64 Legislatura se despidió con otra barrabasada, al acordar una regulación a los honorarios que cobran los abogados, misma que no ha sido publicada en el Periódico oficial del Estado (POE) para que entre en vigencia, pero una vez que esto suceda de inmediato será impugnada, por lo que por enésima ocasión podría ser la Suprema Corte de Justicia de la Nación la que les elimine el entuerto.

De acuerdo con la aprobación de la Ley que Regula los Honorarios de los Abogados y Auxiliares de la Administración de Justicia del Estado de Aguascalientes, se fijó un tope de lo que pueden cobrar a sus clientes, lo que de entrada es una barbaridad ya que los asuntos que asumen los litigantes no son idénticos, sino que tienen sus particularidades, por lo que en algunos casos permite llevarlos con rapidez y en otros se prolongan, lo que depende de varios factores, principalmente aquello que señale y defienda la contraparte, de manera que aún cuando sean asuntos similares tienen características distintas.

Es tanto como exigirle a los médicos que deben cobrar una misma tarifa por una intervención quirúrgica, que al igual como sucede con los abogados, no se puede igualar lo que tiene situaciones diferentes, servicios que en ambos casos se rigen por la ley de la oferta y la demanda y de acuerdo con los resultados que tenga cada quien será la mejor carta de presentación, ya que puede ser un jurista o un galeno que cobre más que otros, pero si tienen resultados efectivos las mismas personas se encargarán de recomendarlo.

Es algo que no tomaron en cuenta diputadas y diputados de la LXIV Legislatura, simplemente actuaron lo que para su leal entender debería de ser lo mejor, sin tomarse la molestia de haberlo consultado, comentado y acordado previamente con los interesados. Actuaron como señores y señoras de horca y cuchillo, donde la única palabra era la de ellos y a la que el pueblo (al que decían representar) estaba obligado a doblegarse.

Miembros de cuatro agrupaciones de abogados expresaron que esta ley atenta contra el ejercicio de la libre profesión, además que en caso de que se publique en el POE seria ilegal, al considerar que el Congreso carece de facultades en torno a este tema y sobre todo, que violenta la Ley de Profesiones del Estado. Señalaron que ya existe un arancel, por lo que sale sobrando lo que se pretende hacer y por si fuera poco se intenta aplicar el arancel sólo al gremio de los abogados, por lo que el resto de profesionistas no tienen problema alguno.

De acuerdo con lo expresado por los litigantes, para que el Congreso pueda expedir un arancel sobre ésta u otras profesiones, primero debe modificar la Ley de Profesiones y al no haberlo hecho violenta el Estado de Derecho. Precisamente el artículo 18 de la Ley de Profesiones que rige en esta entidad establece en su fracción primera que son derechos de todos los profesionistas “el percibir una justa remuneración por sus servicios profesionales estipulada de común acuerdo con el cliente, considerando el contrato de servicios profesionales de común acuerdo con el cliente o un laudo arbitral”.

Aunque terminan su gestión hasta el 14 de octubre, desde el primer día de julio los diputados se encuentran en receso, esto es, están de vacaciones y así continuarán hasta que entreguen el cargo a los que integrarán la 65 Legislatura, por lo que los aguascalentenses les pagarán su “dieta” (salario) por tres meses y medio para que se dediquen de tiempo completo al enredo, al chisme y la jácara, que tanto les agrada.

SIMBIOSIS

La Real Academia Española (RAE) señala que en biología simbiosis significa “La asociación de individuos animales o vegetales de diferentes especies, sobre todo si los simbiontes sacan provecho de la vida en común”, que es, justamente, lo que hacen CCAPAMA y Veolia, al trabajar al alimón, lo que no significa que los usuarios reciban un servicio de excelencia.

Por razón lógica quien debería informar sobre el suministro de agua potable, condiciones en que está la red, programas de mantenimiento y reparación o ampliación de la misma y si la cobranza es la adecuada, en fin, todo lo relacionado con esta labor, es la compañía francesa, que para eso tiene concesionado el servicio, pero por alguna razón muy poderosa el Ayuntamiento de Aguascalientes tiene una injerencia directa en todos aspectos, al grado que el organismo municipal denominado Comisión “Ciudadana” de Agua Potable del Municipio de Aguascalientes (CCAPAMA) invierte cada año millones de pesos en la atención al sistema, lo que constituye un caso único en la vida productiva de la entidad, como es el hecho que se destinen recursos públicos y pago de personal para respaldar a una firma privada.

En función de lo anterior, el director de CCAPAMA, José Refugio Muñoz, dio a conocer que desde hace diez años alrededor de 2 mil usuarios no pagan el servicio, lo que es un pasivo que enciende los focos de alerta hacia el fin de la concesión, lo cual tendrá lugar en 2023. Aunque es un asunto de estricta competencia de la concesionaria, ya que están de por medio sus propios ingresos y ganancias, el Gobierno de la ciudad le ha pedido a Veolia que expida un programa de descuento por morosidad, con lo que podría reducirse el número de deudores y de manera paralela se ha congelado el atraso de quienes de plano no pagaron para que no generaran más intereses, empezando a expedir facturas desde febrero pasado en lo que han estado cumpliendo, una especie de “borrón y cuenta nueva”.

El propio Ayuntamiento, vía CCAPAMA, dio a conocer que hay un programa para aquellos que tienen alguna fuga en su red particular y Veolia les avisa en tres ocasiones por medio del recibo para que la reparen, de no haber respuesta se les cobra lo correspondiente al líquido desperdiciado.

Confió en que al final de esta administración municipal se tenga un importante avance en materia de pasivos que tienen los particulares y así se avance hacia la terminación de la concesión, que aún cuando faltan dos años se hacen los preparativos correspondientes.

José Refugio Muñoz también se refirió al Fondo de Apoyo Social (FAS) del Municipio de Aguascalientes, que en el primer semestre de 2021 recibió más de 16 mil solicitudes de ciudadanos en condición de vulnerabilidad, principalmente sobre descuentos o una regularización en el pago del servicio. Aseguró que los beneficiados en su mayoría son adultos mayores y mujeres embarazadas y prácticamente todas las peticiones han tenido una respuesta, principalmente cuando se comprueba que a raíz de la pandemia hubo personas que no pudieron pagar, por lo que se ha buscado la manera de que no tengan mayor daño en su economía.

Esta relación tan especial que existe entre Veolia y el Municipio ya la quisieran los empresarios y comerciantes, a quienes no se les perdona nada, por lo que tengan o no ventas deben pagar en tiempo y forma al fisco federal y a las haciendas estatal y municipal.

TAREA PARA EL PRÓXIMO

Aún no toma posesión y ya el alcalde electo Leonardo Montañez tiene trabajo por cumplir, particularmente la rehabilitación del piso de la Plaza de Armas, que por angas o por mangas la actual administración, tanto la titular como las interinas, no pudieron llevar a cabo. En los últimos cinco años se dejó de atender algo tan importante como es tener en buen estado el rostro principal de la ciudad, por lo que hay losetas quebradas en varios puntos, mientras que un número importante de lugares donde estaban los bolardos sólo están los tornillos y la fuente que se encuentra atrás de la columna de la Exedra “luce” días vacía o con el agua verdosa, muestra inequívoca del poco cuidado que hay de la autoridad local en algo tan elemental como es tener en buen estado el principal lugar de convivencia ciudadana. Además, ojalá que ordene el rescate de la Línea Verde, que desde 2014 se echó al olvido, pese a la inversión que hizo el Ayuntamiento. Ya se verá si Montañez es capaz de acabar con esas negligencias de sus antecesores.