En un ambiente colorido, resaltando el patriotismo mexicano, se celebró el desfile cívico-militar este 16 de septiembre. A pesar de que la asistencia para observar el paso de los contingentes fue menor a la registrada en ediciones previas a la pandemia, las familias pudieron disfrutar la experiencia de convivir con las fuerzas armadas, policiacas y de los diversos cuerpos de auxilio.

Desde temprana hora, los participantes se concentraron a lo largo de la avenida Madero, esperando la hora para dar comienzo a la parada. El contingente fue integrado por elementos militares, así como la Guardia Nacional, Policía Estatal en sus diferentes divisiones, como el grupo motorizado Dragones, la Policía Cibernética, el Grupo de Operaciones Especiales, la Unidad de Combate al Abigeato, así como la Unidad Canina. De la misma manera, se contó con la representación del Heroico Cuerpo de Bomberos, y de un nutrido contingente de la Secretaría de Seguridad Pública de la capital, con elementos de la Policía Municipal y Vial.

A manera de reconocimiento, fueron incluidos contingentes de la Cruz Roja Mexicana y del Instituto de Servicios de Salud del Estado, con personal y equipamiento especializado en la atención de la pandemia, lo que generó que los asistentes reaccionaran con ovaciones por su dedicación y profesionalismo entregado en más de un año.

El desfile, que en esta ocasión fue motorizado en mayor medida y con pequeños contingentes a pie tierra, fue observado por personas de todas las edades, quienes en su mayoría se concentraron a la altura del Plaza de la Patria. El helicóptero Águila 1 de la Policía Estatal también se hizo presente en el evento, realizando algunos sobrevuelos a baja altura, causando el asombro de los asistentes.

Algunos de los presentes portaban elementos representativos como bigotes, sombreros y prendas tricolores; también se observaron a niños con el rostro pintado con los colores de la bandera, sin faltar el ruido de las cornetas, que se hizo presente durante casi los 60 minutos que duró el desfile, así como banderas ondeando orgullosamente.

El evento cívico militar fue encabezado por el gobernador Martín Orozco Sandoval, contando con la asistencia de invitados de honor de los tres niveles de Gobierno.