Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Instituto Nacional Electoral (INE) confirmó que a causa de la violencia y conflictos políticos al menos 60 mil 645 electores han sido desplazados de su casilla para votar el próximo domingo 2 de junio.
A dos días de la elección, el instituto confirmó que ha dado de baja 104 casillas, principalmente en Michoacán, por lo que los votantes deberán moverse a otra sección electoral para emitir su sufragio.
Otras 808 casillas aún enfrentan riesgo de no instalarse por las mismas causas.
El próximo domingo está prevista la instalación de 170 mil 304 casillas en todo el país, según confirmó el instituto.
Sobre las 104 casillas que ya confirmó que no se podrán instalar, 88 están en Michoacán, e involucran a 54 mil 195 ciudadanos.
El distrito 7 será el más perjudicado con 51 casillas sin instalar en una decena de municipios con 32 mil votantes. Incluye el municipio de Charapán, donde autoridades comunales no permitieron la instalación de casillas.
Lo mismo sucede en algunas localidades de Cherán, Chilchota, Nahuatzen, Paracho y Quiroga.
En el distrito 2 está Aquila, comunidad de El Coire, donde desde el arranque de la elección advirtieron que no permitirían ni campañas ni casillas.
En esa misma zona, dos casillas se moverán a Apatzingán y Bellavista porque en dos secciones grupos armados amenazaron a supervisoras y capacitadoras electorales.
Otras comunidades tampoco permitieron casillas en las comunidades Carpinteros y San José. Incluso en ésta última los representantes de casilla renunciaron.
Y de las 808 que el INE ubica en riesgo, 519 están en Chiapas en comunidades de los distritos de Palenque, Bochil, Pichucalco, San Cristóbal de las Casas, Tuxtla Gutiérrez, Comitán, Las Margaritas y Huehuetán, donde se han registrados enfrentamientos del crimen organizado y políticos.
En Oaxaca están 199 en localidades de los distritos de Juan Bautista Tuxtepec, Tlacolula de Matamoros, Salina Cruz, Tlaxiaco, Ciudad Ixtepec y Miahuatlán.