Jacqueline Ponce León
Agencia Reforma

CDMX. – Lorena Velázquez, icónica actriz conocida como «La Mujer Vampiro», falleció a los 86 años en su domicilio debido a problemas respiratorios. Su deceso ocurrió el pasado jueves a las 20:30 horas, siendo homenajeada póstumamente con música clásica, conforme a sus deseos. La ceremonia fúnebre tuvo lugar en una casa funeraria de la colonia Juárez, a la cual su hijo, Eduardo Novoa Villar, llegó a las 21:15 horas llevando una fotografía emblemática de su madre, en la que aparece colocándole la máscara a El Santo, la leyenda de la lucha libre.
El retrato, autografiado por El Santo con las palabras «Para la más hermosa, reina de los vampiros, Lorena Velázquez, con todo mi cariño», estuvo acompañado de una corona de flores enviada por El Hijo del Santo, compuesta por flores moradas, rosas blancas y anturios verdes. Notables figuras como la actriz Elsa Cárdenas y Marion Lanz Duret, conocida socialité, asistieron al velorio para rendir sus respetos.
Eduardo compartió que encontró a su madre en un estado de calma, diferente al habitual: «La cosa es que yo siempre llegaba, le agarraba la mano y abría los ojos. Esta vez que no las abrió entendí muchas cosas». Reveló que su madre había enfrentado una depresión tras un accidente que afectó su audición y equilibrio, una situación que los llevó a compartir momentos muy personales y enriquecedores.
Lorena Velázquez será cremada hoy a las 13:00 horas. Eduardo planea conservar las cenizas en su hogar temporalmente y posteriormente se celebrará una misa en su memoria en la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Casa de los Virreyes, honrando su legado y vida excepcional.