Oscar Adrian Galindo Luna 
Agencia Reforma

CDMX.- Familiares y amigos de Nadia Rodríguez Saro, la estudiante universitaria asesinada la madrugada del domingo 8 de marzo, le dieron su último adiós en Salamanca, Guanajuato.

La misa luctuosa se realizó este lunes a las 14:00 horas, en el templo del Sagrado Corazón de Jesús; la mayoría de los asistentes vistió de blanco.

Posteriormente, el cortejo fúnebre partió a un panteón privado en esta misma ciudad, donde fue sepultada.

Durante el trayecto los deudos gritaron “No estamos todas, nos falta Nadia” y “Justicia”.

Un fragmento de este recorrido fue transmitido en vivo en Facebook a través de la cuenta de Nadia.

En redes sociales, familiares compartieron mensajes de despedida para la joven de 23 años de edad, quien estudiaba Relaciones Internacionales en la Universidad Iberoamericana en León.

Blanca, madre de la víctima, agradeció a su hija por el amor, la alegría y la felicidad que trajo a su vida.

“No tengo palabras para agradecer por tu vida, tu entusiasmo, tus ganas de vivir de prepararte de apoyar de ayudar a otros”, publicó.

“Me harás mucha falta pero tengo que dejarte partir. Es un dolor muy grande, pero Dios en su infinita bondad nos dará la fortaleza para afrontar tu pérdida”.

Christian Correa, novio de Nadia, dijo que hará todo lo posible para saber quién fue el responsable y hacerlo pagar por el crimen.

“Mi vida, yo te prometo que esto no se quedará así, que el dolor y el miedo que sentiste no se quedarán así”, expresó.

“Eres todo lo que tenía y te prometo con el corazón que jamás te voy a olvidar, que jamás dejaré de pensarte un solo segundo”.

Correa dijo que Nadia tenía el sueño de ayudar a todas las personas, en especial a las mujeres.

“Así termina la vida de una mujer que solo salió con sus amigas y al regresar a su casa fue ultimada a balazos por un grupo de cobardes, así me quitaron al amor de mi vida, a la mujer que tanto había esperado y soñado, así se van las esperanzas, los planes a futuro, así se va la vida, así se van los sueños, así se va la mujer más maravillosa de este mundo”, comentó.

“Es indescriptible el vacío que me dejas en el alma, no imaginas el dolor que siente mi corazón, el mismo día que partiste de esta vida también te llevaste la mía, ni si quiera quiero dormir porque tengo miedo de despertar y saber que ya no estás”.

Nadia fue asesinada con varios impactos de arma de fuego el domingo alrededor de las 2:25 de la madrugada a bordo de su vehículo sobre el camino hacia la localidad de La Ordeña, en el Municipio de Salamanca, tras dejar a sus amigas en sus casas luego de una fiesta.