No termina por convencer, a la iniciativa privada, la despenalización del uso lúdico del cannabis por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al considerar líderes del sector productivo que lo anterior pudiera ocasionar mayores problemas que soluciones.
Raúl González Alonso, presidente del Consejo Coordinador Empresarial en Aguascalientes, dijo que habrá que esperar a que la Cofepris emita el reglamento que dé normatividad al uso de dicha sustancia, para dimensionar el escenario que se pudiera presentar en corto plazo.
El líder de la cúpula empresarial difirió de aquellas posturas que consideran que el permitir el uso lúdico y recreativo de la marihuana pudiera significar menores disputas entre grupos de la delincuencia organizada por pretender colocar entre las personas la sustancia, que hasta hace poco estaba prohibida. Al contrario, precisó que, al no tenerse un marco legal paralelo a la resolución de las autoridades de la Suprema Corte, existe actualmente confusión y expectativa de cómo finalmente el uso de la marihuana pudiera permitirse. Agregó que en México, derivado de los problemas que ha enfrentado en los últimos años relacionado con el alto consumo de drogas, delitos derivados del narcomenudeo y, en general, de la alta incidencia delictiva, existe el riesgo de que sea contraproducente el despenalizar su consumo. Aún cuando el Código Penal no prevé cambios para castigar a quien sea sorprendido con más de cinco gramos de la mencionada sustancia, sí es necesario que no se dejen vacíos legales para evitar mayores problemas. Finalmente, González Alonso detalló que, una vez que se conozcan los criterios en el uso de la marihuana, será decisión de cada empresa el permitir que sus trabajadores puedan o no consumirla, aunque lo ideal es que los empleados se encuentren en sus cinco sentidos al momento de presentarse a sus centros laborales.