Charlene Domínguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El tope de 0.57 por ciento a las comisiones que podrán cobrar las Afores a partir de 2022 implicará despidos y otros ajustes operativos en las Administradoras.
La Asociación Mexicana de Afores (Amafore) dijo que las Administradoras privadas están trabajando a marchas forzadas para llevar a cabo los cambios administrativos requeridos para cumplir con el tope de comisiones, y esto implica recortes a la plantilla laboral de éstas.
Actualmente, en la fuerza de promoción de las nueve Afores privadas, se tienen contratadas 45 mil personas.
«Todas están trabajando en acomodar este nuevo nivel de comisiones a su operación y eso implica desafortunadamente, pues sí, despidos, ajustes operativos, de promoción, cosas que en realidad se van a tener que ajustar en el corto plazo para acomodar estas modificaciones.
«En la medida en la que el regulador nos dé más tiempo para acomodar estos cambios, menos tiene que haber efectos como éstos de dejar de emplear gente», dijo Bernardo González, presidente del organismo.
Amafore reveló que las cuotas que pagan las Afores a la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) son mil millones de pesos para la supervisión del sistema, lo cual calificó como un «desperdicio de recursos».
Por lo anterior, el gremio de las Afores pidió al regulador reacomodar esas cuotas para en lugar de pagar mil millones de pesos, solo sean 200 millones de pesos, como una medida para hacer frente al tope de las comisiones.
«Estamos pagando el doble de lo que pagan los bancos por la supervisión a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), se ha quedado desactualizada la Ley de Derechos que se creó en el Sistema; se han actualizado muchas cosas, sin embargo hay otras como ésta que ha quedado pendiente y es un desperdicio de recursos.
«Es importante que se redimensionen la cuotas que se están pagando porque evidentemente son costos extras para el sistema, y dado este cabio tan súbito del regulador de bajar las comisiones en tan solo unas semanas, pues sí es importante que estas modificaciones se lleven a cabo», abundó González.
Las Afores también pidieron al regulador ajustar las reservas de capital que se tienen para hacer frente a posibles pérdidas por incumplimientos a la regulación para bajarlas de los actuales 45 mil millones de pesos a solo una tercera parte.
«La reserva especial hoy equivale a 45 mil millones de pesos, muchísimo dinero lo que se tiene constituido y aún así estaría más que sobrado para cubrir posibles pérdidas provocadas por incumplimientos a la regulación, que en realidad no se han dado a lo largo del tiempo», sostuvo.

¡Participa con tu opinión!