Ahora el personal de las funerarias debe ir debidamente protegido al momento de acudir a recolectar cualquier tipo de cadáver a los hospitales, indistintamente si el fallecimiento es por COVID-19 o por alguna otra enfermedad, señaló Alfonso Linares Medina, asesor funerario.
El especialista reconoció que cada vez se han ido endureciendo más las reglas para la recolección de cadáveres sobre todo en algunos hospitales públicos, ya que anteriormente sólo se pedía la debida protección en aquellos casos de fallecimiento por coronavirus. Sin embargo, a la fecha ya se amplió esta disposición para todo tipo de enfermedad. “Estas medidas son nuevas, pero justamente es para la misma protección del personal que acude a la recolección de los cadáveres, antes nada más iban protegidos cuando el fallecimiento era por COVID-19 y ahora no, ya empieza a ser general justamente para poder continuar con las medidas de protección”.
Aclaró que, si una persona fallece por COVID-19 o algún tipo de neumonía, la cremación y la inhumación son directas, es decir, ya no hay un proceso de velación por lo que el cuerpo se va directo al cementerio o si es una cremación, directamente se va al crematorio. Mientras que, si alguien fallece por algún otro tipo de enfermedad, la velación únicamente está autorizada para realizarse en capillas hasta por 4 horas y con una asistencia máxima entre 15 y 20 personas en la velación y tales medidas son monitoreadas por las autoridades sanitarias justamente para verificar que se cumplan tales protocolos.
Afirmó que hasta el momento no se han registrado contagios entre los trabajadores de las funerarias en Aguascalientes, lo cual es el reflejo del cumplimiento de las medidas sanitarias establecidas que se están llevando a cabo dentro de estos establecimientos. “Se han adoptado las medidas básicas, el tapete sanitizante, el gel en las instalaciones. Ya se implementó también el termómetro digital para medir la temperatura de las personas que ingresan a las funerarias, la sana distancia, el uso de cubrebocas, ese tipo de acciones son muy rígidas y estrictas y se tienen que cumplir al 100% para poder ingresar a los espacios de servicios funerarios”.