Confirma el secretario general del Sindicato de la Semarnat, Profepa, Conagua y Conafor, José Lazarín Hernández, que en Aguascalientes ya hubo despidos de personal de confianza y de nivel directivo en las delegaciones, ascendiendo a más de 50 personas en dichas dependencias en la entidad, además de que existe la incertidumbre por parte de los empleados de base de que la medida también pudiera alcanzarles a ellos.

El representante sindical comentó que el pasado 31 de mayo les pidieron las renuncias, luego de recibirse un oficio por parte de la Secretaría de Hacienda que señalaba que esta medida aplicaba para quienes fungían como titulares o encargados de despacho y para gente de confianza. Sin embargo, dijo que hay una incertidumbre con la gente de base de que les pudiera ocurrir lo mismo.

Indicó que tan sólo en el caso de la delegación de la Semarnat se habla del despido de alrededor de 20 personas de confianza. En tanto que en Profepa, Conagua y Conafor se habla de un promedio entre 30 y 40 personas que están en dicha clasificación. “Hay de 117 a 147 de base y el resto es de confianza. El 50% de la plantilla es de confianza y ellos son los principales amenazados”.

Estableció que esta medida está ocasionando ya muchos problemas, toda vez que no hay con quién dirigirse para cualquier trámite en las dependencias federales, aunado a los recortes presupuestales que han tenido, lo que pone en situación complicada a los trabajadores en su desempeño. “Por ejemplo en Conafor no tenemos más que un representante de la oficina y ahí tenemos la situación de los incendios forestales. Llevamos alrededor de 84 incendios, más de 4 mil hectáreas afectadas en Aguascalientes y a veces los muchachos salen sin viáticos. Recientemente fueron a apoyar a Querétaro, a San Luis, Guanajuato y  Durango”.

José Lazarín Hernández fue entrevistado en el marco de un paro de labores que encabezó en la delegación de la Semarnat junto con trabajadores con el fin de exigir respeto hacia la representación sindical por parte del encargado de despacho, Luis Felipe Ruvalcaba, tras ser citado el líder sindical el pasado viernes al levantamiento de un acta de abandono de empleo de una trabajadora y al llegar, simplemente no lo dejaron entrar y le cerraron la puerta. “Eso es lo que me tiene muy molesto, porque tengo que imponer el respeto para uno y para otro. Me habló el secretario general a nivel nacional y quedaron de hablar con la coordinadora de Delegaciones para ver cuándo vienen o cuándo vamos a fin de dirimir esta situación”, finalizó.