Adrián Alejandro Vaquera Rodríguez, administrador de Servicios al Contribuyente, informó que el Servicio de Administración Tributaria no cobrará ni vigilará los depósitos en efectivo realizados en instituciones bancarias durante el ejercicio fiscal 2022.

Indicó que el SAT tiene el compromiso de llevar a cabo tanto la política fiscal como la política tributaria del país y, conforme a ello, se presentó la Miscelánea Fiscal 2022, la cual contempla no aumentar los impuestos y cobrar de manera justa y equitativa.

El funcionario federal sostuvo que es falso que el SAT busque cobrar impuestos por depósitos en efectivo realizados en instituciones bancarias. Es importante aclarar que todos aquellos depósitos que se realizan para gastos de padres a hijos o viceversa, pagos por venta de catálogo –como cosméticos y utensilios de cocina–, tandas o préstamos personales no se les vigilará, ni se les cobrará algún tipo de impuesto.

MALENTENDIDO. Vaquera  detalló que la confusión se generó a raíz de la propuesta que hizo la Secretaría de Hacienda de incluir en el Paquete Económico 2022 que los bancos entreguen información relacionada con los depósitos en efectivo de manera mensual y no anualmente, como se maneja actualmente.

Así pues, la propuesta que se realizó al respecto gira en torno a que las instituciones financieras otorguen información mensual de aquellos contribuyentes que estén bajo un proceso de alguna auditoría, fiscalización o revisión por parte del SAT. Si se detecta una incongruencia entre los gastos e ingresos, el SAT podrá solicitar la información de sus depósitos a las instituciones financieras que cuenten con esta información.

¿A CUÁNTOS AUDITAN?

Vaquera Rodríguez mencionó que estas auditorías se realizan anualmente a un porcentaje muy pequeño del universo de contribuyentes.

  • TOTAL DE CONTRIBUYENTES                 70,000,000
  • SON REVISADOS                                     10,000

OBLIGADOS A INFORMAR

Los bancos estarán obligados a informarle al SAT de manera mensual los ingresos en efectivo de contribuyentes en proceso de revisión para una fiscalización que coadyuve en las auditorías.

¡Participa con tu opinión!