Deslucida tarde en Las Ventas

La décimo cuarta corrida de la Feria de San Isidro llegó a Las Ventas, Madrid este sábado. La afición en España respondió a este festejo con una gran entrada con un lleno que montó un gran ambiente en las gradas.
Tristemente el espectáculo no fue devuelto a los asistentes pues el encierro que presentó La Ventana del Puerto fue de toros desiguales que ofrecieron muy poco y entregaron problemas desde antes de la corrida.
Sebastián Castella fue uno de los nombres que más llamaban la atención para esta corrida, pero poco pudo hace en su lote dando solo algunos detalles de su calidad que le valieron llevarse una ovación tras aviso con el primero mientras que con el segundo no tuvo nada que hacer y se fue con silencio. Por su parte, Daniel Luque fue el que tuvo menos opciones de los tres protagonistas con toros que no le aportaron nada y terminó yéndose con par de silencios que firmaron una tarde amarga.
El que tuvo la tarde más emotiva fue Christian Parejo que confirmó su alternativa y demostró su firmeza al momento de saltar al ruedo. A pesar de tener buenos momentos, Parejo tampoco pudo hacer gran cosa más que llevarse una fuerte ovación por el esfuerzo que demostró. Para este domingo se espera que se corte la mala racha de encierros en la décimo tercera corrida que tendrá a Diego Ventura, Cayetano y Ginés Marín como los protagonistas.