Después de casi una semana de detenidos para investigación por presunto ocultamiento de información en torno a la desaparición forzada de una persona, los dos agentes del Ministerio Público del Estado fueron puestos en libertad y se reintegrarán a su trabajo cotidiano.

Cabe recordar que el martes pasado se dio a conocer la detención de dos agentes del Ministerio Público –un hombre y una mujer- para ser investigados, pero al final se determinó que no había elementos para iniciar proceso judicial en su contra.

El caso de estos dos agentes del MP se llevó en la Sala 1 del Poder Judicial de la Federación, en donde su titular determinó no vincularlos a proceso tras una audiencia que duró más de siete horas.

A ambos agentes se les acusó de no incluir en la carpeta de investigación que se había integrado -por la presunta desaparición forzada del pepenador-, la solicitud de geolocalización del teléfono celular de esta persona que aún se encuentra en calidad de desaparecida.

El antecedente de este asunto es que el pasado 6 de diciembre, familiares del pepenador en comento hicieron circular el video de una videocámara de vigilancia del rumbo por donde fue levantado, presumiblemente por policías ministeriales y se lo llevaron en una camioneta oficial. Nadie supo a dónde fue llevado, pues no fue presentado ante la autoridad y hasta ahora sigue en calidad de desaparecido.