Selene Velasco
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Pese a que la empresa noruega DNV concluyó en su análisis independiente causa-raíz que el colapso de la Línea 12 del Metro pudo haberse evitado y que hubo fallas desde la construcción hasta en el mantenimiento actual, la Fiscalía General de Justicia (FGJ) deslindó al Gobierno de Claudia Sheinbaum.
Este lunes, en un mensaje de apenas cuatro minutos, de forma virtual y sin posibilidad de preguntas, Ulises Lara, vocero de la FGJ, aseguró que, según sus análisis, el mantenimiento no tuvo relación con el desplome, que causó la muerte a 26 personas.
«Los dictámenes periciales realizados por la Fiscalía concluyen claramente que el origen del colapso fueron los defectos graves de la construcción y el diseño inadecuado de la estructura», dijo.
Lara reconoció que en la documentación de los dictámenes de la Fiscalía se estableció el tema de mantenimiento, pero dijo que se debió a que se estudiaron y analizaron todas las posibles causales, como en toda investigación.
«Los cuáles indican específicamente que no se considera al mantenimiento como la causa que originó la falla de la estructura. Hacer alusión a lo referido en la mencionada documentación, en fragmentos, sin contexto e información integral de la investigación, resulta sesgado, subjetivo y parcial», añadió.
Grupo REFORMA publicó que además de la conclusión de DNV acerca de que el desplome pudo haberse evitado, una de las disposiciones del manual de mantenimiento del tramo elevado de la L-12 establecía que en caso de dudas, deberían haberse hecho revisiones profundas con rayos X, radiografías o líquidos penetrantes para detectar daños mayores y actuar para evitar hechos como el ocurrido el 3 de mayo de 2021.
A Sheinbaum le causó risas el cuestionamiento sobre la falta de esas revisiones profundas y dijo que en ninguna obra del mundo se realizan.

¡Participa con tu opinión!