De acuerdo a los indicadores laborales, Aguascalientes se encuentra entre los estados que registra menos trabajadores informales en el país, lo cual podría significar un reconocimiento, sin embargo saber que 4 de cada 10 trabajadores están en esa condición no es para presumir.

Son hombres y mujeres de todas edades que tienen un ingreso de sobrevivencia y de los cuales sólo unos cuantos han podido sobresalir con el paso de los años, por lo que bien harían los tres niveles de gobierno en promover acciones que vayan encaminadas a su incorporación plena de los derechos y prestaciones que tienen los que tienen un empleo seguro y reciben las retribuciones que establece la ley.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer que esta entidad está entre las cinco con menos personas trabajando en la informalidad en actividades no agropecuarias. La encuesta se hizo en todos los municipios de la República, entre 2017 y 2020, misma que determinó que están en esta condición Coahuila (36.0%), Baja California Sur (36.7%), Nuevo León (37.1%), Chihuahua (38.9%) y Aguascalientes (39.7%).

En tanto, los cinco estados con mayor informalidad son: Oaxaca (80.7%), Guerrero (78.2%), Puebla (78.”%), Chiapas (78.0%) y Veracruz (69.7%).

En resumen 31 millones de mexicanos trabajan en la informalidad, lo que significa que 56 de cada 100 trabajadores ocupados, que están al margen de los más mínimos derechos laborales ya que carecen de contrato, prestaciones y acceso a la salud, seguridad social y vivienda.

Una parte trabaja por su cuenta, que va desde el que tiene un negocio hasta la señora que vende comida a pie de banqueta, o de aquel que labora como cargador en algún centro comercial, los  “viene-viene”, el que vende productos en los cruceros o de aquél que presta cualquier servicio por unas monedas. Son personas que viven al día y en ocasiones explotadas al hacerle pequeños préstamos para obligarlas a permanecer como empleados y cuya liberación difícilmente se da, en virtud que cuando está a punto de pagar se le otorga otro adelanto a su ingreso, lo que sin saberlo se convierte en un sometimiento del que tardará tiempo en salir.

Son personas ignoradas por la sociedad, de las cuales se sabe que están ahí pero a nadie le interesa el drama en que viven, por lo que difícilmente reciben algún apoyo que les permita incorporarse a la vida productiva formal. No tienen derecho a ausentarse de la actividad que desempeñan, por lo que aún cuando estén enfermos deben acudir o se les descuenta la jornada y si tiene necesidad de ir con el médico es sólo en un caso extremo y después de haber empeñado lo poco que tiene para el pago de la consulta y la compra de los medicamentos.

Hasta el año 2000 se daba servicio en lo que se conocería como “hospital civil”, que en el caso local fue el Miguel Hidalgo, pero Vicente Fox, al asumir la presidencia de la República, creó el Seguro Popular al que se integró a todo aquel que podía pagar una cuota anual y que no debía estar inscrito en el Seguro Social ni el ISSSTE, programa que fue suplido por la administración lopezobradorista con el INSABI (Instituto de Salud para el Bienestar), que aún cuando se dijo que estaría al servicio de los más desprotegido salió peor, porque ahora los medicamentos escasean.

En estas condiciones ¿Existe alguna razón para lanzar las campanas al vuelo porque en Aguascalientes 4 de cada 10 trabajadores permanecen al margen de todo derecho laboral?

DE TODOS MODOS

Podrá haber distintos colores y siglas en la administración pública, pero la forma de operar es la misma. Con una serie de explicaciones se trata de disfrazar el incremento a los impuestos que se aplica al principio de cada año, sin embargo a final de cuentas Juan Pueblo termina por aportar lo que a la autoridad le plazca y ni para dónde hacerse porque fue autorizado por el Cabildo o el Congreso del Estado.

El Ayuntamiento de Aguascalientes cobrará desde el uno de enero el 2.4% de Impuesto Sobre Adquisiciones de Bienes Inmuebles (ISABI), lo que a juicio del alcalde Leonardo Montañez “a nadie le gusta el aumento de impuestos, pero el municipio continúa en crecimiento y los recursos son los mismos para atender a un mayor número de necesidades, razón por la cual no se puede permitir que los servicios públicos sean mermados, por ello se optó por subir el ISABI”.

Hasta el último día de 2021 el citado gravamen permanecerá en 2% y al subirlo a 2.4% el gobierno de la ciudad obtendrá un ingreso adicional de 36 millones de pesos, lo que indefectiblemente elevará el costo de las operaciones que se realicen en la propiedad raíz y que fue a lo que infructuosamente se opuso el grupo de intermediarios inmobiliarios, lo mismo que los profesionistas que participan en las transacciones, a lo único que accedió el Ayuntamiento fue a reducirlo, porque en un principio trató que fuera de 3% y después de las reiteradas protestas optó por dejarlo en 2.4%, lo que de cualquier manera será perjudicial para quienes están en este negocio y de manera muy especial a los particulares que compren o vendan una vivienda o un terreno.

Es tal la seguridad de lo que habrá de recaudar que el presidente municipal enumeró lo que hará con ese excedente: comprará un terreno para construir un panteón, otro terreno para el relleno sanitario, 18 motocicletas destinadas a policía y vialidad, así como un vehículo blindado para seguridad pública y si algo queda ya se verá en qué gastarlo.

Durante el mes de noviembre hubo varios pronunciamientos en contra, como fue el caso de la Coparmex, cuyo dirigente Juan Manuel Hernández señaló que en gran parte de la República se aplica una tasa de 2%, por lo que no había razón valedera para que fuera un porcentaje mayor, medida que lamentó que no haya sido socializada ni consensuada por lo que se encarecerá el costo de la vivienda, en tanto el empresario Óscar Reynoso Femat afirmó que cientos de empresas generadoras de empleo de la industria inmobiliaria están en desacuerdo con el aumento al citado tributo.

Pues les guste o no les guste el presidente municipal ya decidió, con lo que se cumple el axioma “De todos modos Juan te llamas!”, por lo que hagan o digan lo que digan, en 2022 pagarán un impuesto mayor, lo que podría desalentar las operaciones.

SORPRESIVOS CAMBIOS

Hasta los cimientos se sacudió el medio político de Aguascalientes al conocer que en la capital del país se hacen arreglos para que Javier Luévano sea el candidato a la gubernatura, al considerar el CEN de Acción Nacional que cuenta con los suficientes atributos, principalmente de honestidad intelectual… En el partido del peje también pretenden que Alférez sustituya a su esposa, gracias a que es uno de los personajes más circunspectos que tiene el organismo… En el Revolucionario Institucional están a punto de lanzar a Lugo, como premio por los triunfos que ha obtenido el organismo bajo su égida … Mientras se concretan los movimientos partidistas,, en palacio mayor quieren que uno de los personajes más probos de esta administración, Jorge López, se haga cargo de la Secretaría de Finanzas … Pero como dijera Ramón Campoamor “Y es que en el mundo traidor/nada hay verdad ni mentira/ todo es según el color/ del cristal con que se mira”, por lo que no hay que olvidar que este martes es Día de los Santos Inocentes, por lo que todo lo descrito queda en un terreno quimérico, en el que varios de los mencionados quisieran que algún día se haga realidad.

¡Participa con tu opinión!