José de Jesús López de Lara

Desgarradora tragedia se vivió el lunes por la mañana en el interior de una planta tratadora de agua que se ubica en el fraccionamiento Paseos de San Antonio, luego que murieron calcinados dos niños al quedar atrapados en una caseta de vigilancia construida de madera.
Las víctimas mortales fueron dos hermanitos, un niño de 9 años y una niña de 7 años. Su padrastro identificado como Francisco, de 60 años, resultó lesionado cuando intentó rescatar a los niños de las llamas.
Aparentemente, el incendio se originó cuando una veladora que estaba prendida, cayó accidentalmente.
Fue aproximadamente a las 10:30 de la mañana del lunes cuando en el C-4 Municipal se recibió un reporte donde se informaba que estaba registrándose un incendio en el interior de una planta tratadora de agua ubicada por las vías del FF.CC., justo en la parte posterior de la empresa Nissan Mexicana I, en el fraccionamiento Paseos de San Antonio.
De inmediato se trasladaron policías preventivos del Destacamento “Morelos” en las patrullas 0013-B2 y 0820-A1, además de la unidad 0018-B2 del Grupo de Operaciones Aéreas de la SSPM. A su arribo se percataron que el incendio se originaba en una caseta de vigilancia construida de madera y la cual estaba envuelta en llamas.
En ese momento, una mujer identificada como Imelda Zavala, de 39 años, pedía desesperadamente ayuda a gritos, ya que en el interior se encontraban sus hijos y su esposo.
De inmediato los policías preventivos procedieron a rescatar al hombre, quien presentaba quemaduras en diferentes partes del cuerpo. Desafortunadamente, los niños murieron calcinados.
Más tarde arribaron a la escena de la tragedia los Bomberos Municipales y personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil a bordo de las unidades UE-15, UE-16 y UE-39, quienes procedieron a sofocar por completo el fuego y proceder al rescate de los dos cadáveres de los niños.
Los momentos más desgarradores se vivieron cuando la señora Imelda cargó el cadáver de su hija y se negaba a soltarlo. Tuvo que ser atendida de una crisis nerviosa por los paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas. Su esposo Francisco, fue trasladado en la ambulancia UE-52 de la Coordinación Municipal de Protección Civil a recibir atención médica al Hospital Hidalgo.
A la escena de la tragedia llegó también la ambulancia AGS-023 de Cruz Roja, agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Se estableció que tanto el señor Francisco como su pareja Imelda, trabajan como vigilantes en la planta tratadora de agua y para no dejar a sus hijos solos, se los llevaban consigo. A fin de evitar que sufrieran un accidente, los dejaban encerrados en la caseta de vigilancia.