César Martínez
Agencia Reforma

TULA, Hidalgo.- El desfogue de presas agravaron las inundaciones en Hidalgo y se reportan graves afectaciones en 8 municipios del estado.
Ayer por la tarde el gobierno del estado y el Ejército iniciaron evacuaciones luego de que se informó del desbordamiento de la Presa Danxhó, ubicada en Jilotepec en el Estado de México. Además en la noche se abrieron las compuertas de la Presa Requena, ubicada a unos 15 kilómetros de Tula.
El desbordamiento de ríos impactó a los municipios de Tula, Chilcuautla, Ixmiquilpan, Mixquiahuala de Juárez, Tepeji del Río, Tezontepec de Aldama, Tlahuelilpan y Tlaxcoapan.
Hasta anoche se reportaban 5 mil viviendas dañadas, 3 mil de ellas en Tula.
El gobernador Omar Fayad informó que en un primer reporte hay daños en 23 puentes vehiculares, 6 puentes peatonales, 11 escuelas, 3 hospitales, 3 tianguis y plazas, 14 sistemas de agua potable y 10 balnearios.
Además hay una gran afectación en tierras de cultivo.
“No hemos salido de riesgo, aunque ustedes vean que aquí el día está bonito, no importa lo que llueva aquí, lo que importa es lo que está lloviendo en el Valle y la región metropolitana de la Ciudad de México y el Estado de México”, dijo Fayad en una reunión de evaluación.