Una caravana de automóviles antiguos -la mayoría de ellos en excelente estado de conservación- sorprendió ayer a comerciantes, residentes y visitantes del primer cuadro de la ciudad. En las redes sociales de El Heraldo desfilaron también todo tipo de comentarios respecto a estas prácticas recurrentes por parte de clubes de vehículos de época. No faltan los que respaldan estos desfiles como quienes las consideran actividades ociosas y contaminantes.