Preocupa la deserción escolar en jóvenes, sobre todo en los niveles de preparatoria y secundaria de la zona oriente de la ciudad, por lo que es imperante que regresen pronto a las aulas para medio salvar el actual ciclo escolar, así lo estableció la presidenta de la Asociación Mujeres Jefas de Familia, Gwendolyn Negrete Sánchez.
Adicionalmente, dijo que las preparatorias, aun cuando fueran públicas, siguieron cobrando la cuota escolar que equivale a entre 1,600 y 1,800 pesos por el semestre. Ante este escenario, indicó que muchos jóvenes están intentando integrarse a la vida laboral sin éxito alguno. A esto se suma que en el Programa de Jóvenes Construyendo el Futuro se encuentran con registros cancelados o nula respuesta por parte de las empresas.
Ante este escenario, “es muy probable que la delincuencia siga incrementándose o los robos a casa-habitación, porque es el modo en que las familias están intentando sobrevivir”, consideró la activista. Por todo lo anterior, comentó que es importante que niños y jóvenes regresen a las aulas lo más pronto posible, a fin de medio salvar el ciclo escolar y evitar que siga aumentando la deserción.

LAS COMPLICACIONES
· Algunos dejan de conectarse a clase
· No entregan las tareas
· En algunos hogares sólo hay un dispositivo electrónico
· No todos pudieron adaptarse al aprendizaje en línea

“El problema es retomar un ciclo escolar o volver a integrarse a estudiar (…) es sumamente complicado para muchos. Algunas familias no tenían para pagar, así que optaron por no siquiera inscribirse este semestre…” Gwendolyn Negrete