Como se decían en tiempos pasados: “mañana es Nochebuena y al día siguiente es Navidad”, locución que se repite año tras año sin que pase de moda. Es una fecha muy especial para el mundo cristiano, que recuerda el nacimiento de Jesús y que impulsa a una mayor confraternidad, aún con aquellos que son desconocidos, porque esa fue la enseñanza que dejó desde el primer día.

Aunque ya un poco creciditos, los políticos mantienen el candor infantil por lo que es normal que hagan peticiones de lo que esperan que les conceda el recién nacido y con mayor razón en un año en que puede proporcionar el regalo tan deseado.

Aunque han guardado bajo siete llaves sus cartitas, se filtró que en el Partido Acción Nacional (PAN) piden, en primer lugar, que les de luz suficiente para elegir adecuadamente a las y los candidatos y que esto no sea motivo de división y además que les permita confirmar su presencia en las alcaldías Aguascalientes, Jesús María, Calvillo y San José de Gracia y en lo posible les otorgue más espacios en los demás municipios. Como no quieren ser gravosos únicamente esperan que les ratifique la mayoría en el Congreso del Estado y la estancia en las tres diputaciones federales, con la esperanza que quienes sean elegidos para el Congreso de la Unión asuman compromiso con Aguascalientes y no pasen de noche como sucede con los actuales.

En el Partido de la Revolución Democrática (PRD) imploran al Niño Dios que les asegure continuar como pareja de los panistas, ya que es una posición cómoda que no demanda ningún esfuerzo y en cambio a la hora del reparto obtienen buena raja.

Aunque saben que a estas alturas no basta el efecto-peje para ganar, en el Movimiento de Regeneración Nacional sueñan con un golpe de suerte, para ello tendría que despojarse de todo vestigio de soberbia, de suponer que la marca es más que suficiente para alcanzar los triunfos. A base de traiciones, asechanzas y vendettas buscan eliminar a los rivales internos, confiados en que quienes salgan airosos serán los que se hagan de las victorias, lo que está por verse, porque sin duda el recién nacido tomará en cuenta cada uno de sus actos antes de decidir.

Con el anhelo de reverdecer su figura, en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) confían que se les haga el milagro de algunos triunfos. El problema es que aún no tienen candidatos y ya varios de sus militantes buscan irse por la libre, con el cuento de que formarán un agrupación de ex legisladores y ex alcaldes, forma ramplona de presionar para que los tomen en cuenta, lo que de lograrlo lanzaría al caño el trabajo que con tanta meticulosidad se ha llevado a cabo, al grado que en pocos meses logró el regreso de cuadros que se habían alejado y que hoy están obligados a defender esos avances.

Por su parte, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) imagina que puede retener los triunfos de hace dos años, lo que de conseguir les permitiría bajarle uno o dos centímetros al pantaloncillo para demostrar que ha crecido, aunque a nivel nacional se mantiene como el deleite más caro de los demás organismos.

Las demás agrupaciones, como el Partido Encuentro Solidario (que perdió su registro nacional como Partido Encuentro Social y al recuperarlo suplió lo de Social por el de Solidario), se fía en conservar la relación con Morena, pese a que éste es de izquierda y el otro de centro-derecha, pero en política todo se vale y en ello descansa su propósito de seguir como pegote en los comisiones del año próximo, al igual que el Partido del Trabajo, que se ha mantenido a la vera de los morenistas, mientras que Movimiento Ciudadano, que obtuvo su registro en 1999, no ha logrado despegar, al seguir a la caza de tránsfugas, en tanto los dos nuevos institutos, que surgieron en 2020: Redes Sociales Progresistas y Fuerza Social por México, empiezan su andar en la búsqueda de hacerse de un espacio, sea de manera independiente o acoplados a alguno de los de larga data.

Con las peticiones que haga cada uno de los mencionados tendrá el Niño Dios un tiempo para reflexionar y considerar si se merecen lo que piden, o simplemente hará como que no recibió sus cartitas.

REFORMA HISTÓRICA

Con el decreto que publicó el Ejecutivo federal el pasado 16 de diciembre se dio un paso trascendental en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), al reducir las semanas de cotización para una pensión garantizada, al aumentar el monto de la pensión y lo cual obligará a los patrones a subir la cuota que aportan para el retiro.

Esta reforma tendrá efecto a partir del 1 de enero de 2021 y uno de los puntos más importantes, y por el que se había luchado durante varios años, es que las comisiones que cobren las Afores estarán sujetas a un máximo que resultará del promedio de los cobros en Estados Unidos, Colombia y Chile.

De lo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) destaca lo siguiente: personas de 60 años y 750 semanas cotizadas podrán recibir pensión, hasta ahora eran mil 250 semanas (24 años).

Entre gobierno y empresas aportarán 15% del salario para el retiro, actualmente es 6.5%.

La cuota patronal crecerá cada año a partir de 2023 para llegar a un nivel máximo en 2030 de 13.87%,

El gobierno compensará pensiones cuyo monto sea menor al promedio de las personas garantizadas.

Las comisiones de las Afores estarán fijadas al promedio de las cobradas en Colombia, Chile y Estados Unidos

Con la reforma se aplicará una tabla de cinco categorías y los montos se irán actualizando con base a la inflación anual. La más alta será de trabajadores cuyo último salario de cotización sea de 5 o más Unidades de Medida y Actualización, esto es, aproximadamente 13,000 pesos mensuales, quienes tendrán una pensión de 7,829 pesos para los de 60 años, y de 8,240 pesos para los de 65 años y más. Estas pensiones serán pagadas con recursos de la Afore del trabajador y una vez agotado ese fondo el pago será a cargo del gobierno federal.

Las aportaciones a las cuentas del retiro se mantendrán en 1.25% del Salario Base de Cotización (SBC) para trabajadores, por lo que la carga adicional será para las empresas y el gobierno, punto en que están en desacuerdo los patrones por lo que advierten que esto podría propiciar que decrezcan los empleos formales.

Es la mayor reforma al SAR desde su creación en 1997, en el caso de los trabajadores tendrán un mayor ingreso en su etapa de retiro y al mismo tiempo las Afores ya no cobrarán comisiones tan altas, que provocaba que estos organismos tuvieran elevadas ganancias y al mismo tiempo los obreros que se retiraban recibían una pensión muy raquítica.

SE FUE LUPILLO

  1. Guadalupe Esparza Villalobos, más conocido como el teniente o el comandante Lupillo, falleció ayer a la edad de 82 años. Su última etapa laboral fue en la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes, al encargarse de dirigir el tránsito vehicular en la primera cuadra de la avenida Madero y de la calle Moctezuma, por lo que fue característico verlo con su silbato en la plaza de armas, donde recibía el aplauso de automovilistas y paseantes Siempre pulcro con su uniforme, primero el café y después el blanco, compaginaba su labor con la atención a las personas que cruzaban la calle, principalmente ancianas o enfermas, o los alumnos de kínder y primaria que acudían a la zona centro. En distintos momentos laboró para el arzobispo de Tijuana, Emilio Berlié Belaunzarán y también estuvo como auxiliar del profesor Enrique Olivares Santana cuando fue director general de Banobras. Aunque ya jubilado y aquejado de sus males se daba sus vueltas por la zona centro para “dirigir” el paso vehicular, que se traducían en saludos que para él eran como un alimento para el alma, porque esa fue su forma de servir a la sociedad. Hace varias décadas hubo una historieta llamada La Familia Burrón, que a nivel nacional era muy leída y uno de los números se le dedicó a Lupillo Esparza, al considerarse como la imagen del hombre servicial, que desde entonces era considerado un símbolo para los aguascalentenses.