Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Unidad Técnica de lo Contencioso del INE determinó que Morena no pudo demostrar que Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad (MCCI) usa financiamiento extranjero para influir en el proceso electoral, como también acusa el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por ello, dicho órgano desechó una queja presentada por el representante morenista Sergio Gutiérrez, en la cual aportaba como pruebas la conferencia del 8 de mayo del Mandatario, quien acusó a la asociación civil de recibir 50 millones de pesos, desde 2018, de la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos para fines políticos.

En su argumentación, Morena asegura que Mexicanos contra la Corrupción tiene dos brazos: uno, con perfil periodístico, en el que entrega supuestas investigaciones a medios de comunicación y en su mayoría son en contra del actual gobierno y del partido, y dos, opera como despacho de abogados que promueve amparos contra la obra pública de la Administración federal.

En su recurso incluyó ligas de notas periodísticas, además de acusar al empresario Claudio X. González de ser “un claro opositor del partido”.
Sin embargo, la autoridad electoral resolvió que Morena parte de expectativas de la realización de hechos inciertos, presuntamente financiados con recursos procedentes del extranjero para afectar la equidad en la contienda electoral.

Por ello, agrega, no existe pruebas idóneas de las que se desprenda que hay una violación a la normativa electoral.

“La parte quejosa no acompañó a su escrito de queja indicio alguno, mucho menos alguna prueba, de que la asociación civil utilice recursos extranjeros para afectar la equidad de la contienda electoral y que además tenga como propósito llevar a cabo acciones tendientes a desacreditar al Gobierno y a Morena.

“Sino por el contrario, únicamente refirió que se daba cuenta de los hechos mediante diversas publicaciones de contenido periodístico y de la presunta interposición de amparos contra la obra pública del actual gobierno”, justificó la Unidad de lo Contencioso.

Ante esto, Morena impugnó la resolución ante el Tribunal Electoral, a fin de que obligue al INE a realizar una investigación de fondo sobre el destino de 50 millones de pesos.

“La falta de legalidad, exhaustividad, es latente, ya que se contravienen los principios que determina la regla de que cada partido debe de tener acceso a elecciones libres, igualitarias, equitativas, cuestión que se está mermando en perjuicio de Morena y se deja un estado de desventaja frente a otras fuerzas políticas. Se pide investigación para determinar si existe intervención dentro del proceso electoral actual o no”, indica la impugnación presentada ante la Sala Superior.