MONTERREY, N.L.- Su sonido bandera es el pop, pero desde sus inicios como solista Paty Manterola ha estado abierta a las fusiones y esta vez se dejó seducir por los ritmos urbanos.
Desde la Riviera Maya, donde graba el video clip de su nuevo sencillo “Como La Marea” en colaboración con el dominicano Yenz García, la cantante se conectó vía Zoom para hablar de su incursión a la música urbana.
“El género urbano es lo de hoy, a mí me mueve, me prende, me hace bailar, lo tengo en mi playlist de Spotify, como artista siempre me ha gustado hacer música con fusiones, desde mis primeros discos, Niña Bonita era una fusión de la música disco con el pop”, comentó la también actriz, quien en unas semanas arrancará las grabaciones de la cuarta temporada de Renta Congelada.
“Después vino Que El Ritmo No Pare, una fusión de todos los ritmos latinos, lo que estoy haciendo aquí no es un urbano puro como lo que hace Yenz, sino es una fusión con el urbano”.
Aunque por ahora dijo que seguirá la línea de grabar pop-urbano, también dejó la puerta abierta para seguir probando con otros sonidos.
Su colaboración con Yenz inició a través de un mensaje que el dominicano le dejó en sus redes sociales.
Después de escribir “Como La Marea”, se le ocurrió a Paty invitar a Yenz a cantar con ella.
Para el dominicano fue un reto sumarse al proyecto con la cantante mexicana porque está acostumbrado a grabar temas con letras más fuertes, bajo el estilo trap.
“Fue algo sorprendente para mí, algo nuevo para mí porque yo siempre escribo lo que canto, cuando vi la letra dije ‘es algo bien bonito’ y me enfoqué en adaptarme a lo bello que va a sonar esto porque yo afortunadamente lo que hago es trap, reguetonero más de calle”, indicó Yenz.
Con su tema, lo que Paty pretende es empoderar a la mujer para que decida lo que quiera hacer.
La canción también le permitió a la artista probarse como ingeniero de audio desde el clóset de su casa.
“Yo tuve que aprender lo que hacen los ingenieros de audio, tuve que bajar los programas para poderme yo grabar desde casa, hice un mini estudio casero en el clóset porque es donde la acústica estaba mejor”, contó.
“Aprendí en los videos de YouTube cómo se graba una voz y aprender a editar mis propios videos. A mí también me dio esa satisfacción porque pude expander y conocer áreas de mi propia profesión que antes no conocía”. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)