René Urrutia De La Vega

Seguramente has escuchado alguna vez esta expresión cuando se trata de encontrar soluciones o diseñar estrategias para resolver alguna problemática, sobre todo de carácter público, y es que se utiliza mucho en los discursos políticos cuando se habla de seguridad pública o ciudadana, ya que quienes tienen a su cargo esta encomienda o quienes estudian los factores y circunstancias de este fenómeno suelen enfocarse a lo que se puede lograr “desde lo local”; ahora quiero que juntos tratemos de entender a qué se refiere esta frase.
Las estrategias en materia de seguridad implementadas por los gobiernos aún no han sido suficientemente eficaces para generar un estado de cosas que sostenidamente esté dando resultados favorables por lo que se refiere a la prevención del delito y al combate a la criminalidad, eso lo hemos dicho repetidamente, más allá de reconocer que en ocasiones y en algunas partes se hacen esfuerzos significativos para lograrlo; pues bien, el tema es que no se ha logrado articular una estrategia que agrupe coordinadamente a las instituciones del sistema de justicia penal de los tres órdenes o niveles de gobierno de manera que cada una de ellas lleve a cabo de manera aceptable y generalmente eficiente el desempeño de sus responsabilidades y que ello pudiese empezar a generar resultados que puedan ser atribuibles a estrategias previamente diseñadas y que además permanezcan generando un abatimiento real de los índices delictivos, no solo del índice denunciativo, que es como regularmente se mide la seguridad estadísticamente en nuestro país, sino con base en indicadores objetivos que superen al solo conteo de lo que se denuncia.
En este orden de ideas, existe un sector importante de la sociedad, de la política y del gobierno que sostiene que las soluciones deben darse desde lo local, refiriéndose fundamentalmente a que las estrategias de prevención y combate al delito deben iniciar en los municipios, pero más aún, en las comunidades o localidades en donde verdaderamente se generan las causas de la inseguridad, del involucramiento de cada vez un mayor número de individuos en actividades antisociales, yo diría que lo local no solamente se debe referir a los espacios o territorios municipales o localidades, sino a la propia familia, eso es lo que debemos entender como lo local, la localía en la que se convierte el núcleo familiar y las estrategias que deben estar enfocadas a generar condiciones que fomenten valores en el individuo desde el seno de la familia, de manera que esto vaya proyectándose en la comunidad primero, en esa localidad y que paulatinamente empiece a generar cada vez más un estado de cosas transformador y agente de cambios significativos en la sociedad.
Claro que también debe haber estrategias paralelas de combate al crimen y a todas las manifestaciones de criminalidad, que surjan desde los municipios, estrategias que transformen la manera en que se desempeña la función de seguridad pública o ciudadana, que poco a poco vayan desterrando las malas prácticas y a los malos elementos y en esto también es importante empezar desde lo local, trabajando de manera decidida, firme y constante en las policías como Instituciones públicas de fundamental importancia para la sociedad, que se interioricen en la vida cotidiana del pueblo, que se arraiguen fuertemente en la comunidad y recuperen el reconocimiento perdido, ganándoselo puntualmente mediante el ejercicio responsable, determinado y honesto, mediante acciones que den resultados, acciones que obedezcan a una estrategia, acciones que se complementen con la participación de la sociedad, una vez más… desde lo local, desde la familia y desde la sociedad misma.
Desde lo local es una expresión que nos alude a todos, no a las autoridades y a los gobiernos, aunque ellas tengan una obligación ineludible, significa también que debemos hacer conciencia de la indispensable necesidad de tener fortaleza en las instituciones para que no cualquier titular, funcionario o servidor público pueda tener el poder de decidir sobre el destino de los planes y programas, de la forma de aplicar, de cumplir y hacer cumplir la norma y la ley, es algo que permea mucho más allá de solo pensar que todo debe iniciar en el municipio, es aquello que nos debe recordar que todos tenemos algo que aportar y que haciéndolo es la mejor forma en que estaremos exigiendo a nuestras autoridades el cumplimiento de sus funciones, del mandato constitucional, lo que necesitamos es actuar, necesitamos poner acción y no esperar que otros lo hagan.
¿Te has dado cuenta de que las acciones y estrategias no terminan de funcionar y permanecer dando resultados sostenidos? Seguramente es porque se ignora que debemos empezar desde lo local, que debemos empezar por lo básico, por la prevención, por la educación, por el individuo, por la familia, por la sociedad, eso también es lo local.

rurrutiav@urrutiaconsulting.com