En su mayoría, las unidades de trasporte público no respetan los límites de velocidad, pues no han adaptado el “gobernador”, violando el artículo 1048, fracción XIII del Código Urbano, con la complacencia de la Secretaría de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial (Seguot), señaló la diputada Mayela Macías Alvarado.

Por tanto, exhortó al titular de la dependencia, a que expida las disposiciones administrativas para que los concesionarios cumplan con la normatividad.

Dicho artículo establece las obligaciones de los concesionarios del servicio público de transporte local de pasajeros y de carga; la referida fracción señala: “Prestar el servicio con vehículos que reúnan las condiciones de peso, dimensión, capacidad y otras especificaciones, así como controles gráficos o electrónicos de velocidad máxima establecidos en las normas oficiales correspondientes”.

Destacó que como en el resto del país, la principal causa de accidentes de tránsito es el exceso de velocidad, por la imprudencia del conductor, consumo de alcohol o drogas.

Los concesionarios que no instalen los dispositivos para el control de velocidad, deben ser sancionados con una multa de 20 a 100 salarios mínimos, y la reincidencia conlleva la cancelación de la concesión.

“Todo indica que hay impunidad, pues basta abordar cualquier unidad de las diversas modalidades de transporte público, para constatar que la obligación de instalar el ‘gobernador’ es letra muerta, rebasándose los límites de velocidad, lo que pone en riesgo al pasaje y a los propios choferes”.

Así lo manifestó la diputada Macías Alvarado, antes de su partida a Japón, pues forma parte de la comitiva del gobernador en su gira por Asia; y hoy, en sesión plenaria del Congreso, se votará el Punto de Acuerdo que presentó con antelación en tal sentido, a pesar de que, obviamente, ella no estará presente.