La presidenta de la Asociación Estatal de Padres de Familia, Viridiana Amaya Guerrero, se manifestó preocupada por la omisión de cuidados en que incurren muchos padres y que desencadenan accidentes en el hogar.
Es comprensible que los papás requieren salir a trabajar para llevar el sustento y el alimento a sus hogares, pero un punto irrefutable es que los niños se quedan mucho tiempo solos en casa, y no se genera tanto estrés porque existen las herramientas educativas y pueden estar en contacto con sus profesores.
Sin embargo, el tema central es la omisión de cuidados de parte de los papás y las mamás en el sentido de qué hacen los niños dentro de casa cuando no se dedican a labores educativas, “hay que estar atentos de todos ellos en todo momento y de esta manera reducir la cifra de accidentes y especialmente de niños pequeños”.
Sostuvo que estas situaciones se han presentado por la falta de cuidados de un adulto en casa y sobre todo cuando tienen a niños muy pequeños y ellos no saben dimensionar riesgos y peligros, incluso los menores se salen a las calles a jugar, y los papás no están o no pueden estar al pendiente de ellos.
La presidenta de la AEPF comentó que se han tenido casos de niños atropellados, quemados, electrocutados debido a que no ha estado atento un adulto, y lamentablemente ocurren estas situaciones y más en estos tiempos de la educación a distancia y en el quedarte en casa.
Por ello, se solicita a los padres tomar medidas de precaución al dejar a sus hijos en casa, sobre todo platicar con los niños sobre las medidas de seguridad para evitar accidentes y también que no salgan del hogar y se arriesguen en la calle.