Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Una vez más, el Instituto Nacional Electoral (INE) le echó una manita a Morena para reducirle una multa por no reportar gastos sobre la lluvia de espectaculares de sus aspirantes presidenciales, conocidos como «corcholatas».
La sanción, que originalmente estaba contemplada en 23 millones de pesos, finalmente quedó en 19 millones. En aquel momento, una cuantificación de REFORMA consideró que el gasto mínimo por anuncios era de 65 millones de pesos.
El argumento de la Unidad de Fiscalización fue que a última hora presentaron comprobantes y se hizo una «revaloración» del contenido de bardas, espectaculares, mantas y demás publicidad en la calle, en la que se concluyó que no generaron un beneficio a Claudia Sheinbaum ni aspirantes a diputados federales y senadores.
Originalmente, este organismo del INE había acreditado que sí había beneficio para aspirantes morenistas.
En otros rubros también hubo disminución de castigo a Morena, como fue el caso de una sanción por no comprobar gastos por propaganda en internet, que de 7.1 millones quedó finalmente en 6 millones.
La multa más grave para los morenistas fue por no reportar en qué gastaron el dinero que recibieron en sus cuentas.
Algunos consejeros mostraron su inconformidad por esta decisión, pues aseguraron que dichos criterios de la Unidad de Fiscalización no ayudan a que los partidos, en los próximos informes financieros, eviten cometer las mismas irregularidades.
Morena acaparó el 75.7 por ciento de la multa total a los partidos nacionales, que ascendió a 50 millones 46 mil pesos. La deuda del resto de los institutos políticos osciló entre los 166 mil pesos a 3.3 millones.