Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La defensa de Gilda Margarita Austin, madre del ex director de Pemex Emilio Lozoya, argumentó que ella no conoció la supuesta ilicitud de las trasferencias a su cuenta bancaria, procedente de supuestos sobornos de la empresa Odebrecht.

«Es como si me depositan un millón de pesos a mi cuenta en este momento, eso no me hace partícipe de un delito», ejemplificó el abogado Fernando Bravo.

La defensa encabezada por Javier Coello insistió en que los montos investigados por la FGR ocurrieron cuando Lozoya no era director de Pemex.

También señalaron que los 185 mil dólares depositados en la cuenta de Austin en 2012 eran para pagar impuestos.

«Si declaró en ceros en ese año serían otros delitos a imputar y no asociación delictuosa ni operaciones con recursos de procedencia ilícita», indicó una abogada que se sumó a la defensa.

El Ministerio Público Federal pidió un receso de 15 minutos al juez para valorar su respuesta a esas argumentaciones y después el juez vinculará o no a proceso a la madre de Lozoya.