Rodrigo Infante de Alba Ávila, delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), comentó que hasta el día de ayer se habían acercado a esta dependencia 10 personas perjudicadas por la cancelación de los vuelos de esta aerolínea a la Ciudad de México, sin embargo, el número total de personas afectadas se desconoce.
Indicó que la legislación marca que la aerolínea tendrá que darle a los quejosos un vuelo que parta de la ciudad de Guadalajara o algún otro aeropuerto del bajío, además deberá cubrir los gastos de transportación, y en caso de que el consumidor así no lo desee, tiene la obligación de regresarles el 100% de su dinero, más aparte una bonificación que no podrá ser menor al 25%.
Rodrigo Infante de Alba manifestó que desde la semana pasada la Profeco ha atendido a algunos consumidores que tuvieron inconvenientes porque compraron sus vuelos previos a la cancelación, ante lo cual la dependencia se comprometió a llevar su queja, cuidando siempre sus derechos.
Adelantó que se está tratando de llegar a un acuerdo con la aerolínea, para que se cumpla con la ley y se resarza a los quejosos, ante lo cual la empresa ha mostrado disposición de ayudar a los consumidores.
Para finalizar, el delegado de la Profeco aseguró que para conocer la gravedad de la problemática, se hizo un requerimiento a la aerolínea para que proporciones un informe sobre cuántos consumidores fueron afectados, esto, para hacer una programación y poder darles la atención adecuada.