Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tres años después de que se suspendieran los trabajos en el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), en Texcoco, no existe certeza sobre el costo real debido a que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha dado tres estimaciones distintas de la cancelación.
En un nuevo documento, denominado «Memoria de la fiscalización del Aeropuerto Internacional de México en Texcoco y su proceso de cancelación (2014 – 2019)», la ASF señaló que hasta su cancelación, en esa obra se habían invertido 184 mil 551 millones de pesos.
«De 2011 a 2019, se destinaron recursos al Proyecto del Aeropuerto Internacional de México en Texcoco por 184 mil 551.0 millones de pesos, cuya fuente de financiamiento derivó del presupuesto de algunas entidades y dependencias de la Administración Pública Federal.
«También del presupuesto de GACM (Grupo Aeroportuario de la CDMX); de los recursos del Fideicomiso No Paraestatal 80726, del FONADIN (Fondo Nacional de Infraestructura) y de los fideicomisos privados 2172, 80460 y Fibra E», señaló.
La primera cifra, que hasta el momento es la única que deriva de una auditoría, estimó en febrero de 2021 el costo de la cancelación en 331 mil 996.5 millones de pesos, una cantidad superior en 232 por ciento a los 100 mil millones de pesos calculada por el Gobierno Federal.
Dicho costo, conforme a la auditoría 1394-DE de la Cuenta Pública 2019, estaría conformado por 163 mil 540.7 millones de pesos generados por gastos no recuperables, terminación anticipada de contratos, pagos por los esquemas de recompra y liquidación de certificados bursátiles, así como costos legales.
Además contemplaría 168 mil 455.8 millones de pesos por costos adicionales que se derivan de obligaciones pendientes para la cancelación de bonos emitidos, contratos pendientes de liquidar, así como juicios y demandas en proceso.
Tras recibir la crítica del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien consideró exagerado el cálculo, la ASF indicó que había detectado algunos errores metodológicos y realizó un estudio en el que, en mayo de 2021, ajustó a 113 mil 327.7 millones de pesos el costo de cancelación, la segunda cifra dada a conocer por el organismo.
Marco Fernández, investigador de la Escuela de Gobierno del Tec de Monterrey y de México Evalúa, consideró que la danza de cifras afecta la confianza y la credibilidad en la ASF.
«Tenemos un desastre al respecto, que mina la credibilidad de la labor de la Auditoría Superior de la Federación, que ha sido incapaz de dar cuenta de los hierros que se habían cometido al principio y en dónde estaban esos hierros», señaló.
Además, consideró, también ha existido una omisión de parte de la Cámara de Diputados al no haber exigido a la ASF una explicación adecuada ni haber adoptado medidas disciplinarias, si fuera el caso, en contra de quienes fallaron en los cálculos.
«No es solamente el problema de la auditoría, es el problema de los legisladores que no asumen su trabajo. ¿Dónde está la Unidad de Evaluación y Control de la Comisión de Vigilancia para revisar cómo se hicieron los cálculos de la Auditoría en las cancelación del aeropuerto? Eso me parece gravísimo», planteó.

¡Participa con tu opinión!