Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: Legisladores de Acción Nacional descartaron que en poco tiempo pueda resolverse de fondo la falta de energía en el País, lo que puede seguir afectando la economía.

El diputado Ignacio Loyola dijo que todo es consecuencia de la política del Gobierno de obstaculizar la generación de energía por parte de privados y del fomento a las energías limpias.

A su vez, el senador Damián Zepeda dijo que la crisis de los apagones demuestra que el Gobierno no podía solo para garantizar el abasto de energía.

REFORMA publicó que con 4 días de apagones, todos los sectores productivos estiman millonarias pérdidas. En tan solo en la industria maquiladora y manufacturera, se calculan pérdidas por 200 millones de dólares.

«No hay explicación de lo que está pasando y por qué. Es un asunto que se veía venir desde hace dos años y la recuperación se tendría que haber dado ya, para generar más estabilidad, por eso es urgente se retome la participación de privados en generación y Comisión Federal de Electricidad invierta en transmisión y distribución.

«No vamos a ser catastrofistas, esta crisis se va a nivelar cuando baje un poco el calor y empiecen las lluvias, pero es algo que no debió haber pasado», declaró Loyola, ex Gobernador de Querétaro e integrante de la Comisión de Energía.

Con los apagones de energía, el diputado consideró que en poco tiempo no hay futuro alentador en el sector ni con la atracción de inversiones, como es el llamado «nearshoring».

«Esto es lo que sucede cuando un gobierno detiene la inversión pública en energía y la inversión pública está rezagada», declaró.

Señaló que la declaración de emergencia del sistema eléctrico pone a México en los ojos del mundo, porque revela que hay un descuido en la capacidad de generar energía propia y que también se hicieron a un lado las energías limpias.

Loyola advirtió que por años se ignoró la advertencia de que debía participar la IP para garantizar la demanda de energía.

«No se hizo caso a lo que hemos planteado por años. La crisis se genera a partir de que debería haber un mínimo de seis gigas de reserva y se trabaja con tres y sigue sin haber una explicación de CFE de cómo se llegó a esta situación.

«Lo que sí hay es un problema de omisión, falta de planeación, ineficiencia y descuido del Gobierno federal», señaló.

El problema, agregó, también es de opacidad, porque a la fecha no ha quedado claro cómo será la operación de las plantas de Iberdrola que se compraron.

Consideró que solo puede haber un viraje en la política energética con Xóchitl Gálvez en la Presidencia, a partir de octubre.

El senador Damián Zepeda también afirmó que los apagones de energía eléctrica son, claramente, responsabilidad del Gobierno.

«Son fruto de su incompetencia y una fallida política energética»,

Acusó que la capacidad limitada de generación actual hace que la alta demanda haya metido en crisis el sistema eléctrico.

«Esto ha generado pérdidas multimillonarias al sector productivo y daño en la vida de las personas, en un momento de mucho calor.

«Todo esto derivado de la necedad del gobierno de limitar la participación privada en el sector eléctrico. Lo que tendría que hacer el gobierno es impulsar la mayor inversión posible en el sector eléctrico, de manera tal que se produzca energía lo más barata y lo más limpia posible», planteó.

Sólo eso, dijo, garantizaría el abasto y evitaría apagones, que generan estas pérdidas multimillonarias y afectan la vida de las personas.

«¿Quién invertirá en México si no tiene garantizada su energía? Nadie.

«El gobierno tiene que asumir su responsabilidad y cambiar su política de cerrazón en energía eléctrica. Estaban necios con que ellos solos podían y no pueden, necesitan abrir más el sector», manifestó el senador del PAN.