Descartan riesgo por dedos del Rey

CDMX.- Desde la muerte de Isabel II, su hijo, Carlos, ahora convertido en Rey, ha sido foco de la exposición mediática.
Pero lo que ha llamado más la atención, además de algunos arranques de carácter, son sus dedos aparentemente inflamados, que él mismo llamó en una ocasión «dedos de salchicha».
Hasta el momento, la corona británica no se ha pronunciado al respecto y tampoco se tienen registros de que el nuevo Rey, de 73 años, tenga algún padecimiento.
Sin embargo, especialistas opinan que ello sí podría ser reflejo de una enfermedad.
Los especialistas de la salud coincidieron en que, sea cual sea la condición que padezca el Rey, ya debe estar recibiendo tratamiento, al no ser un problema relativamente nuevo y que no impedirá que realice con normalidad sus actividades como monarca y lleve una vida acorde a su edad. (Staff/Agencia Reforma)