Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Grupo Técnico Asesor de Vacunación (GTAV) Covid-19 determinó que las segundas dosis deben ser de la misma vacuna que recibieron las personas en su primera aplicación, informó Gustavo Reyes Terán, comisionado coordinador de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad.

“El GTAV recomienda que la segunda dosis sea con la misma vacuna y está atento a lo que vaya resultando de los ensayos clínicos que ya comenzaron sobre la posibilidad de intercambiar vacuna, y esos resultados se espera que aparezcan en las siguientes semanas o en los próximos meses”, afirmó.

Además, el Grupo ha considerado que se debe continuar con el programa de vacunación independientemente de la reciente identificación en México de casos causados por las variantes conocidas como la de Reino Unido y de Brasil.

“Son dos de las tres variantes de preocupación actualmente en todo el mundo”, dijo durante el foro Política Nacional de Vacunación: Recomendaciones del Grupo Técnico Asesor de Vacunación contra Covid-19, organizado por el Instituto Nacional de Salud Pública.

El experto mencionó que la segunda dosis de Pfizer podría aplicarse de tres a seis semanas después de la primera, mientras que la de AstraZeneca de ocho a 12 semanas.

“Los ajustes a los intervalos de dosis no deben afectar la probabilidad de recibir la segunda dosis; no hay evidencia suficiente hasta el momento para recomendar una sola dosis en esas dos vacunas, y tampoco de (Sputnik y Sinovac)”, dijo el especialista.

Estas recomendaciones, aclaró, podrían modificarse cuando se disponga de datos adicionales.

El coordinador puntualizó que hasta ahora el Grupo Estratégico Asesor de Vacunación de la OMS no ha emitido recomendaciones de prescripción de Sputnik y Sinovac, por lo que el GTAV recomienda apegarse a las indicaciones de Cofepris.

Reyes Terán también comentó que la información sobre el uso de la vacuna Sinovac en adultos mayores aún es limitada, sin embargo, el GTAV aconseja su aplicación en ese sector de la población.

“El fundamento de esta recomendación es la información disponible hasta ahora y también las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud”, explicó.

“Se reconoce que la evidencia de eficacia en adultos mayores es limitada, particularmente en la vacuna Sinovac, pero el riesgo de enfermedad grave en esta población por Covid-19 es muy alto y hay evidencia en estudios de fase 3, sobre todo, () de que existe una buena respuesta inmune inducida por la vacunación y también de que las vacunas son seguras”.

Respecto a la aplicación de las vacunas en las personas que han recibido trasfusiones de sangre y sus derivados, el GTAV reconoce que su uso podría ser potencialmente problemático por la presencia de anticuerpos que pudieran interferir con la respuesta inmune inducida por la vacuna.

Por ello se recomienda la vacunación a partir del día 90 después de que se ha recibido la transfusión de cualquier hemoderivado.

El GTAV y el Centro Nacional de Transfusión Sanguínea, añadió Reyes Terán, no encuentran razones para diferir la vacunación en el caso de transfusión de glóbulos rojos, pues se asume que no lleva contenido plasmático, que es donde están los anticuerpos que podrían interferir con la respuesta inducida por la vacuna.