Arely Sánchez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) consideró que, aunque haya una nueva ola de Covid-19 en México, no habrá cierres de tiendas, como los que se dieron en 2019 y 2020, como el que se dio en 2020, y que interrumpió la operación normal de cadenas departamentales, restaurantes y tiendas especializadas.
Manuel Cardona, director de Relaciones con Gobierno de la ANTAD, mencionó que es previsible que en toda la temporada de fin de año, que arranca con Buen Fin, e incluso en los primeros meses de 2022, la actividad comercial continuará sin mayores inconvenientes, siempre y cuando se mantengan las medidas sanitarias al interior de los comercios.
«La gente ha aprendido que no tener los cuidados no sólo perjudica los cierres de los comercios, afecta a la economía», dijo al participar en el evento Perspectivas de la Reactivación Económica hacia Buen Fin, organizado por el Consejo de la Comunicación.
Insistió en que el trabajo que se ha hecho por parte de las autoridades, particularmente los gobiernos estatales, que han implementado medidas sanitarias y han coadyuvado para una amplia campaña de vacunación contra el Covid-19, ha arrojado resultados positivos que en la actualidad prácticamente mantienen el semáforo verde en todo el País.

¿Y los precios?
Cardona mencionó que hasta ahora no está claro qué efectos pueda tener el alza de precios que se ha comenzado a sentir con mayor fuerza a partir de octubre.
Ayer, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que la inflación durante octubre pasado ascendió a 6.24 por ciento, la tasa anual más elevada desde diciembre de 2017, cuando se ubicó en 6.77 por ciento.
«El llamado es hacer compras responsables, informadas y en función de las necesidades reales que hay en el hogar, ser cautos. Los bienes durables son los más recomendados», sostuvo Cardona.
Agregó que el impacto de la inflación por ahora no se prevé que afecte a los precios que se ofrecerán durante el Buen Fin, pues es cuando las tiendas buscan ser más agresivas en sus rebajas.
«Creemos que habrá que esperar para ver su tamaño y ver las medidas que se habrá que tomar para el cierre del año», puntualizó.
Finalmente, celebró que, luego de que durante varios meses se tuvo una fuerte incertidumbre sobre el abasto de mercancías para la temporada de fin de año, debido a que vías férreas del País se mantenían cerradas a causa de diversas manifestaciones, en las semanas recientes se logró liberarlas y con ello se garantizó el libre flujo de productos hacia todo el territorio nacional.