Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El brote de casos de hepatitis aguda grave en menores de edad suma a la fecha 228 casos en diferentes países, pero hasta el momento ninguno se ha presentado en México.
Enrique Pérez, gerente de Incidente para COVID-19 y Jefe de Información sobre Emergencias Sanitarias y Evaluación de Riesgos de la OPS, explicó que el 5 de abril de 2022, la Organización Mundial de la Salud fue notificada sobre los primeros casos de esta enfermedad, de etiología desconocida, en el Reino Unido.
Actualmente, dijo, ha sido reportada por 20 países, principalmente en la región de Europa, pero también en las regiones de América, Pacífico Occidental y Sudeste Asiático.
Al menos nueve casos se han registrado en Estados Unidos, señaló.
El experto indicó que la hipótesis sobre un efecto secundario de la vacunación contra Covid-19 ha sido excluida, ya que la mayoría de los niños que presentó hepatitis no recibió la inmunización.
Refirió que 19 de estos niños han sido sometidos a trasplante de hígado y sólo uno falleció.
«La recomendación de la OPS a los países es mantenerse informados y monitorear los casos», dijo.
El infectólogo Alejandro Macías indicó que aunque en México no se han registrado casos, se requiere una vigilancia estricta.
«No sabríamos todavía cuál es el mecanismo de transmisión ni cuál es el virus específico, aunque se sospecha de un adenovirus que se ha encontrado en algunos pacientes. Entonces la vigilancia adecuada es básicamente que cuando haya una hepatitis, cuya causa no pueda determinarse, pues la Dirección General de Epidemiología o los Servicios de Salud deben de tratar de determinar el origen», señaló.

¡Participa con tu opinión!