Antonio Baranda 
Agencia Reforma

Un estruendo no asociado a detonaciones de arma de fuego o algún hecho violento, causó el pánico esta mañana en la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional de Cancún.

En entrevista con REFORMA, el Fiscal General de Quintana Roo, Oscar Montes de Oca, explicó que el estruendo fue producto, aparentemente, de la caída de un letrero.

«Se descarta cualquier tema de detonaciones de arma de fuego o cualquier hecho violento en el Aeropuerto», aseguró.

-¿Qué sucedió?, se le preguntó vía telefónica.

«La caída de un letrero de 50 kilos aproximadamente en una planta alta del Aeropuerto, eso pudo haber sido lo que ocasionó este caos. Lo único que hay irregular o fuera de su lugar es la caída de este letrero», expresó.

«Ya se revisó todo el Aeropuerto, todas las áreas de bandas y no hay nada anormal, más que eso, y eso puede ser lo que originó un estruendo que fue confundido con detonaciones».

Montes de Oca informó que después de que personal federal y del Aeropuerto supervisaron toda la terminal no se encontraron indicios balísticos.

«No hay personas lesionadas, no hay elementos balísticos, no hay evidencia de que se haya tratado de un hecho violento», recalcó.

«(La caída de ese letrero) es lo único que puede dar explicación a esto. No tengo definido (en qué área fue la caída) porque como sabemos es un área responsabilidad de las autoridades federales, esta información te la doy por parte de los comunicados que han hecho y las conversaciones que hemos tenido con las autoridades federales».

Montes de Oca aclaró que la Fiscalía Estatal no iniciará ninguna carpeta de investigación sobre los hechos por no tener competencia ni haber «materia».

«Es decir, no hay un delito que estar investigando. Ya está normalizado todo», manifestó.

¡Participa con tu opinión!