En alerta se encuentran autoridades estatales ante la posibilidad de que la cifra de decesos y contagios por COVID-19 a nivel local se incremente, a consecuencia de la conclusión del periodo vacacional de abril. El gobernador Martín Orozco precisó que derivado de la intensa movilidad social de las últimas semanas, se podría ver reflejada una mayor ocupación hospitalaria durante los próximos días.

En entrevista colectiva, el mandatario estimó que tomando en cuenta el número de personas que salieron a vacacionar durante los últimos días, la cifra de personas contagiadas podría repuntar de manera importante para mediados del presente mes, por lo que pidió a las personas que lleguen a presentar síntomas del mencionado virus, acudir al hospital lo más pronto posible, con la finalidad de no comprometer su salud.

Detalló que el comportamiento en casos confirmados por COVID-19, durante semanas atrás, logró disminuir de manera importante la ocupación hospitalaria, por lo cual actualmente los nosocomios encargados de la atención a la pandemia se encuentran con disponibilidad para atender cualquier eventualidad que se pudiera presentar.

Finalmente, Orozco Sandoval descartó que de momento se esté analizando la posibilidad de emitir un nuevo periodo de confinamiento, sin embargo, exhortó a la población a continuar con las medidas de prevención sanitarias.

“Hubo mucho movimiento estas dos últimas semanas por vacaciones, más que en Semana Santa. Planteamos que para el 15 de mayo aproximadamente veremos los efectos que tuvo el periodo de dos semanas de vacaciones. El llamado es que acudan al hospital de manera oportuna, se les va atender”, concluyó.