Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El regreso a clases presenciales no es obligatorio, sino un consenso que se está llevando a cabo entre la Secretaría de Educación Pública (SEP), trabajadores de la educación y padres de familia, aseguró ayer José Luis Alomía, director general de Epidemiología.
“No se regresará a clases presenciales si no se cumplen y no se tienen palomeados muchos de los elementos de seguridad que se deben tener para el regreso a clases”, dijo en conferencia vespertina.
Indicó que hasta el momento, en Campeche, en las 120 escuelas donde se reactivaron las clases “les ha ido muy, muy bien”.
Además, señaló que el retorno en otras entidades también será seguro porque las estados deben estar en semáforo verde para ello y vacunar contra Covid-19 al personal educativo.
“El que la entidad esté en semáforo verde quiere decir que los 10 indicadores que componen el semáforo están en rangos bajos”, explicó.
Entre ellos, comentó, se encuentra el monitoreo de transmisión en la comunidad y tasas de hospitalización.
“A esto se suma un nuevo elemento de seguridad que es la vacunación de personal educativo”.
Lo que significa que si el personal educativo se contagia, baja el riesgo de que desarrolle enfermedad grave.
También se suman lineamientos de seguridad que implementarán las escuelas y los propios padres de familia, agregó.