Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El incremento de contagios en las zonas turísticas de Baja California y Quintana Roo son atribuibles al relajamiento de medidas preventivas en la población y no es prudente asociar los brotes de Covid-19 al turismo, alertaron especialistas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Ciro Ugarte, director de Emergencias Sanitarias de la OPS, indicó que al ser una actividad relevante, no se puede detener, pero sí “manejar el riesgo apropiadamente, reconociendo que las medidas constituyen las piedras angulares del control de la pandemia”.

Respecto a los casos en Quintana Roo y Baja California, consideró que el repunte se ha asociado al turismo, pero esto es un tema que necesita ser analizado y ambas problemáticas podrían estar asociados con otros efectos.

“No es prudente asociar los brotes con el turismo internacional a priori y de hecho la implementación de las medidas que acabo de mencionar es un elemento fundamental para la reapertura económica, pero también para proteger a la población”, agregó.

Ayer la Secretaría de Salud informó que aceleró la inmunización en ambas entidades para contener el alza de casos.

En tanto, Sylvain Aldighieri, gerente de Incidentes para Covid-19, indicó que según informes que les reportó el Estado mexicano, estados turísticos reportan un aumento: Baja California Sur, Yucatán, Quintana Roo y Tabasco.

“Necesitan una evaluación de sus conexiones nacionales e internacionales. Hemos sido informados por las autoridades sanitarias generales de contactos estrechos con esos estados de riesgo, mencionados en esas zonas del país, reactivando las medidas preventivas y promoviéndolas”, expuso.