Jorge Cano
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El aumento acelerado de la inflación en México no supone un riesgo permanente para la economía. sólo un repunte temporal en los precios, aseguró la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).
En los primeros 15 días de mayo, la tasa anual de inflación se ubicó en 5.80 por ciento, tasa menor al 6.12 por ciento que registró en la segunda quincena de abril.
Durante la conferencia “Perspectivas Económicas de la OCDE”, Alberto González, economista para México y Costa Rica del organismo internacional, aseguró que a nivel macroeconómico el aumento de precios se debe a factores coyunturales.
“En México algo importante a destacar es el repunte que ha habido en la inflación.
“Esperamos que ese repunte sea temporal. Hay un efecto base estadístico al comparar con el mes del año anterior donde los precios fueron muy bajos y el precio de los energéticos que se ha venido aumentando en las últimas semanas y aumentos de costes en algunos suministros que han impactado a México particularmente”, explicó.
El economista confió que para la segunda mitad del año se regresará a una senda de equilibrio en los precios.
El organismo además elevó ayer su pronóstico de crecimiento de la economía mexicana de 4.5 a 5 por ciento este año, debido a un aumento en las exportaciones de manufacturas y la recuperación de Estados Unidos.
En el documento “Perspectivas Económica de la OCDE”, dijo además que el PIB de México crecerá 3.2 por ciento en 2022, cuatro décimas por debajo de su estimado previo.