Staff
Agencia Reforma

MONTERREY, NL 05-Jul-2024 .-Los planes de Elon Musk de fabricar nuevos modelos de autos eléctricos más económicos para los consumidores no necesitan de nuevas plantas, por lo que la proyectada Gigafactory en Nuevo León no se construiría, publica la revista Fortune.
«Como resultado, se han desvanecido todos los rumores sobre la construcción de una planta de Gigafactory en Nuevo León, México, y la negociación de una nueva que se ubicaría en la India», anota en un artículo.
Señala que los inversionistas están ansiosos de que Musk ya revele los detalles del nuevo o nuevos modelos y para ello esperan la fecha del próximo 23 de julio, cuando Tesla deberá presentar resultados financieros preliminares del segundo trimestre del 2024.
La nota de Fortune explica que el mercado ha premiado últimamente las medidas de reducción de costos de Tesla, lo que provocó el reciente rally alcista de la acción de Tesla, que la llevó a subir 27.4 por ciento en esta semana.
El reportaje recuerda que la armadora anunció en abril pasado el lanzamiento de vehículos de bajo costo que no requerirían inversiones en nuevas plantas.
«Si no se presenta con al menos un vehículo nuevo listo para lanzarlo a principios del próximo año, los inversionistas podrían volver a preocuparse de cómo Tesla aumentará sus volúmenes de ventas anuales totales de alrededor desde 1.8 millones de vehículos hasta su capacidad actual de casi 3 millones», comenta Fortune.
Refiere que por lo pronto Tesla ha reducido mucho su plantilla en los últimos meses, luego de que la brecha entre producción y ventas se amplió.
Tesla fabricó 46 mil 500 automóviles más de los que entregó en los primeros tres meses de este año, y si bien esto genera el crecimiento que exigen los inversionistas, consume recursos preciosos, destaca Fortune.
Indica que a los analistas les preocupaba que esto pudiera continuar, ya que las ventas de un modelo de automóvil tienden a ir sólo en una dirección gradual: hacia abajo.
A medida, expone la revista, que envejece, normalmente le resulta más difícil, no más fácil, competir en el mercado contra nuevos rivales.
«Eso ayuda a explicar por qué la producción del segundo trimestre alcanzó su cifra trimestral más baja desde el tercer trimestre de 2022.
«Limitar la producción a 410 mil es una reacción clara al debilitamiento de la demanda, especialmente porque en los primeros tres meses del 2024 ya se produjeron interrupciones en la producción».