Jorge Cano
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El aumento acelerado de la inflación en México no supone un riesgo permanente para la economía sino un repunte temporal en los precios, aseguró la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

En los primeros 15 días de mayo, la tasa anual de inflación se ubicó en 5.80 por ciento, tasa menor al 6.12 por ciento que registró en la segunda quincena de abril.

Durante la conferencia “Perspectivas Económicas de la OCDE”, Alberto González, economista para México y Costa Rica del organismo internacional, aseguró que a nivel macroeconómico el aumento de precios se debe a factores coyunturales.

“En México algo importante a destacar es el repunte que ha habido en la inflación.

“Esperamos que ese repunte sea temporal. Hay un efecto base estadístico al comparar con el mes del año anterior donde los precios fueron muy bajos y el precio de los energéticos que se ha venido aumentando en las últimas semanas y aumentos de costes en algunos suministros que han impactado a México particularmente”, explicó.

El economista aseguró que estas presiones son temporales y que para la segunda mitad del año se regresará a una senda de equilibrio en los precios.

Por otro lado, la OCDE destacó que México tiene espacio fiscal para más apoyos a personas y empresas.

“México ha mantenido prudencia fiscal en años previos a la pandemia. El manejo de la deuda es sólido, lo que hace que tenga acceso muy amplio a los mercados de capitales y los ingresos tributarios se incrementaron debido a la lucha a la evasión fiscal”, dijo González.

Aún así, el País puede mejorar su recaudación al mitigar las exenciones fiscales y ampliar la base tributaria para poder recaudar más sin tener que aumentar las tasas de impuestos, recomendó.

En la misma conferencia, Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda y Crédito Público, comentó que la última gran apuesta para las finanzas públicas de México ha sido la emisión de bonos sustentables para financiar programas alineados a los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS).

En septiembre de 2020, Hacienda emitió un bono enfocado a financiar proyectos sostenibles en México por 800 millones de dólares y se espera este año emitir otro instrumento de deuda, dijo Yorio.

“En México ya existían bonos de impacto en el mercado local, pero no existía una referencia soberana. Decidimos comenzar a construir una curva de referencia sustentable.

“Emitimos el primer bono a siete años en el mercado europeo y este año emitiremos otro bono a un plazo mayor que nos permita establecer dos puntos de referencia para futuros emisores corporativos de este tipo de instrumentos”, anticipó.