Guadalupe Irízar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de Instituto Nacional Electoral (INE) Lorenzo Córdova, reiteró que rumbo a los comicios del 6 de junio “no hay margen de movilidad”, y descartó postergar la jornada, pues, dijo, se podría entrar en una crisis constitucional.
Precisó que el próximo 1 de septiembre, la Cámara de Diputados debe quedar instalada en un contexto complicado por la pandemia.
“Nadie quiere que la pandemia traiga una crisis constitucional de estas dimensiones y que las elecciones y la democracia se conviertan en unas víctimas más de Covid-19”, apuntó.
“Este año, o las elecciones son en junio o no vamos a tener Cámara de Diputados debidamente instalada, y nadie quiere que la pandemia traiga como consecuencia una crisis constitucional de esas proporciones”, señaló.
Al participar de manera virtual en un evento con la Asociación Nacional de Abogados de Empresa, el consejero expuso que para modificar una fecha de elecciones hay una serie de condiciones que se comparten a nivel internacional, y que en el caso de México no están cumplidas.
“Cuando mueves una elección tienes que tener una base jurídica, certeza de cuándo la vas a realizar y, sobre todo, tienes que tener un consenso político de todas las fuerzas políticas, que veo muy difícil que se pueda conseguir este año”, comentó.
Córdova reconoció que organizar elecciones ahora implica ir, de alguna manera, en contra del criterio de la Organización Mundial de la Salud, que recomienda aislamiento y separación social.
Sin embargo, afirmó que el INE ha trabajado para no poner en riesgo a los ciudadanos.
Dijo que los comicios locales realizados en Coahuila e Hidalgo el pasado 18 de octubre, ya con la pandemia, no incidieron en un aumento en la curva de la enfermedad en ambas entidades.