Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A pesar de las diferentes voces que piden que el Gobierno federal libere las vías del tren en Michoacán bloqueadas por la CNTE desde hace dos semanas, el Presidente Andrés Manuel López Obrador descartó actuar con la fuerza para resolver el problema.
Durante su conferencia matutina, el Mandatario reconoció que el movimiento de maestros puede debilitarse ante la opinión pública por mantener la protesta aunque se han resuelto algunas de sus demandas, sin embargo, negó emplear la fuerza para desalojarlos.
“No voy a dar la orden de reprimir al pueblo; no es debilidad, es que me voy a apoyar en la fuerza de la opinión pública. Quienes sin razón actúen de esa forma se van a debilitar mucho como organización.
“Están ellos pidiendo otras cosas, nosotros no vamos a caer en ninguna provocación. Si son fines políticos no vamos a ceder ni a reprimir, cada quien se va a hacer responsable de sus actos”, planteó.
En ese contexto, la Coparmex llamó al Presidente a no tolerar el bloqueo de las vías del ferrocarril y hacer valer el Estado de Derecho.
“El bloqueo a las vías férreas que operan Kansas City Southern de México y Ferromex afecta a cientos de empresas y ponen en riesgo miles de empleos. Al final, el que pierde es México”, planteó Gustavo de Hoyos, de la Coparmex.
Juan Pablo Castañón, dirigente del Consejo Coordinador Empresarial, se unió a esta exigencia y alertó sobre la pérdida diaria de mil 500 millones de pesos por la obstrucción de trenes en Michoacán.
“Necesitamos que liberen las vías férreas para que cumplan con su función, son vías federales, necesitamos que lleven las mercancías al centro del País.
“Estamos perdiendo mil 500 millones de pesos diarios. El Estado mexicano debe solucionar a través de sus instituciones, que los derechos de los mexicanos no se vean afectados por algunos grupos”, demandó.
El Gobierno federal ofreció al Gobierno de Michoacán, encabezado por el perredista Silvano Aureoles, un adelanto mil millones de pesos de participaciones federales para atender las demandas salariales de los docentes.
De este monto, 200 millones de pesos fueron entregados el viernes y ayer se transfirieron 800 millones más.
Autoridades federales, estatales y empresarios se reunieron por la tarde para buscar una alternativa de solución. Tras el encuentro, el Mandatario michoacano advirtió a la CNTE que si no levanta el bloqueo, no habrá diálogo ni pagos.

Presiona IP por desalojo
Los empresarios del País urgieron al Gobierno federal y al de Michoacán a resolver el bloqueo de las vías férreas por parte de maestros de la CNTE, cuyas pérdidas diarias ascienden a mil millones de pesos.
El CCE advirtió que hasta el viernes pasado, más de 180 trenes están parados, existen 8 mil 600 contenedores afectados y más de mil 750 millones de toneladas en insumos y productos.