Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la ONU no puede colocar a México en el «banquillo de los acusados» por los casos de desapariciones en el País.
El Mandatario respondió así al informe presentado el martes por el Comité de Desapariciones Forzadas de Naciones Unidas, que alertó sobre el incremento de ese delito, perpetrado por la delincuencia organizada, con la participación de autoridades.
«Ningún organismo internacional va a ponernos en el banquillo de los acusados si estamos actuando con legalidad, con humanismo, si no permitimos la corrupción, si no permitimos la impunidad. ¿Qué pueden hacer? Nada. Inventar, eso sí», aseveró.
El martes, el Comité pidió a México a abandonar de inmediato el enfoque de militarización de la seguridad pública en el País, por considerar que «poner en duda su conformidad con los estándares constitucionales e internacionales en materia de derechos humanos y seguridad ciudadana».
López Obrador consideró que los expertos están mal informados sobre el papel del Ejército, ya que en el pasado fue utilizado para la represión.
-Una de las recomendaciones es desmilitarizar la seguridad pública ¿estaría dispuesto a dar este paso?- se le preguntó.
-Ellos no tienen, con todo respeto, toda la información, no están actuando con apego a la verdad. Ya no es el tiempo de antes en que se usaba al Ejército para reprimir o para rematar heridos, como se hacía en la época de (Felipe) Calderón, o para desaparecer a personas, ya no es ese tiempo- respondió.
El Presidente criticó a Naciones Unidas porque, según dijo, no se cuestionaron las estrategias de seguridad de Gobiernos anteriores.
«No hay impunidad. La diferencia entre los Gobiernos neoliberales y nosotros es que no permitimos nosotros, como ellos, la corrupción, no permitimos la impunidad», sostuvo.
«Entonces, esto hay que informarlo a la ONU, porque ellos no vieron nada de los abusos que se cometían, crímenes de Estado durante el periodo neoliberal, hay que ponerlos al tanto de que ya es otra realidad y lo está haciendo la Secretaría de Gobernación».

Pide informe
El Presidente ordenó a la Secretaría de Gobernación presentar un informe sobre el recrudecimiento de las desapariciones y feminicidios en Nuevo León, así como la estrategia federal para la búsqueda de personas.
Fue cuestionado sobre la ola de desapariciones de mujeres que cimbra a la entidad, con un acumulado de 22 casos, sólo en el último mes.
En respuesta, ofreció la ayuda de la federación para atender los casos, a los que se da seguimiento desde la Subsecretaría de Derechos Humanos, encabezada por Alejandro Encinas, y la Comisión Nacional de Búsqueda, dirigida por Karla Quintana.
-¿La Federación tiene planeado ayudar al Gobierno del estado para reforzar la seguridad?
-Estamos ayudando en todo.

¡Participa con tu opinión!