Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

GUADALUPE, Zacatecas.- Después de arremeter contra los ministros de la Corte e incluso admitir que los presionó, el presidente Andrés Manuel López Obrador les agradeció ayer por no eliminar la prisión preventiva oficiosa.
Al ser cuestionado sobre la aprobación de la reforma para que el Ejército asuma el control de la Guardia Nacional, López Obrador enfatizó que la eliminación de esa figura hubiera generado muchos problemas.
«Muchas gracias a los legisladores y también muchas gracias a los ministros de la Corte, que retiraron una iniciativa para quitar la prisión preventiva oficiosa, lo cual nos iba a generar muchos problemas por la corrupción que todavía existe», dijo.
«No sólo en el Poder Judicial, sino en el Legislativo y en el Ejecutivo, cada vez menos, pero desde al principio lo dije, hay que barrer de arriba para abajo, que es lo que se está haciendo, limpiar de corrupción de arriba para abajo y lleva tiempo».
La Corte acordó el viernes pasado elaborar nuevos proyectos sobre la prisión preventiva oficiosa, y buscará acotar o limitar la aplicación de esa figura, sin llegar al extremo de «derogar» un párrafo de la Constitución.
Al no alcanzar los votos necesarios, la Corte rechazó un proyecto -del Ministro Luis María Aguilar- que proponía eliminar esa medida cautelar, luego de una semana de intensas presiones públicas de López Obrador.
En los días previos a la votación, López Obrador acusó que los ministros son buenos abogados, pero no le tienen «amor al pueblo» ni «se les da mucho» apoyar a la gente.