El presidente de la Comisión de Vivienda de la Coparmex, Mario Álvarez Michaus, quien también es presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), informó que hasta en un 20% se desplomó la venta de viviendas a consecuencia de la cancelación de créditos por parte de la banca luego del “hackeo” al Registro Público de la Propiedad y el Comercio (RPPC). Remarcó que la principal afectación está en quienes comercializan vivienda usada y no en aquellos desarrolladores de casas nuevas a los que, por el contrario, se les incrementaron las ventas por la falta de créditos bancarios para el rubro de inmuebles usados. Recordó que desde octubre del año pasado vino la cerrazón de bancos por la desconfianza al RPPC, lo que ha ocasionado afectaciones importantes para el sector y expresó su esperanza de que paulatinamente la confianza bancaria vaya liberándose, luego de que autoridades estatales presumieran una mayor eficiencia en el Registro Público de la Propiedad.

¡Participa con tu opinión!