César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Sistema para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF) se encuentra rebasado ante el flujo de menores migrantes, lo que ha obligado a las autoridades a llevar a niñas y niños a albergues de la sociedad civil.

Entre el 1 de enero y el 21 de marzo, el Instituto Nacional de Migración (INM) detuvo a 3 mil 438 menores de edad, acompañados de adultos o viajando solos, mientras que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EU reportó que en marzo detuvo en la frontera con México a 18 mil 700 menores viajando solos.

Este flujo de menores, provenientes principalmente de Centroamérica, es imposible de atender por los sistemas DIF, que, en Veracruz, por ejemplo, sólo cuenta con un inmueble en Xalapa para albergar a dos o hasta tres familias migrantes con menores.

“Tanto Veracruz, como Chiapas, y los estados fronterizos estamos saturados, los retornos han sido tardados”, reconoció una funcionaria del DIF de Veracruz.

“Es una afluencia inimaginable día tras día, llegan 50, 30 familias, que se multiplican a 150 personas, entonces ha sido muy complejo”.

Con la petición de no revelar su nombre por temor a perder su empleo, la funcionaria contó a REFORMA que lo que hacen es llevar a albergues de la sociedad civil a los menores o a las familias con menores que les canaliza el INM, aunque no tengan convenios con esas instituciones.

Una de estas instituciones es el albergue Monseñor Guillermo Ranzehuer, de Oluta, Veracruz. La administradora, María del Rocío Hernández Lucho, asegura que la sede del INM de Acayucan está desbordada.

“La garita está ‘full’ de niñas y de familias, y los sacan en autobuses, pero (las autoridades) se lavan las manos, es una tristeza, así como se ve en Estados Unidos, pero aquí están a 40 grados, malcomidos, mal dormidos”, aseguró.

En Nuevo León, el DIF estatal ha recibido más de mil migrantes, entre niños solos y familias con hijos, desde enero pasado frente a los 363 menores de edad que albergó en el 2020.

El centro Fabriles del DIF está saturado con unos 180 niños sin acompañante, cuando tiene una capacidad para 120, y ha tenido que habilitar albergues para las familias migrantes, todo esto sin apoyo federal.

REFORMA buscó la postura del INM, sin embargo no recibió respuesta.

Tienen récord de arrestados en marzo
En Washinton, Estados Unidos, las autoridades estadounidenses detuvieron a más de 171 mil migrantes en la frontera con México en marzo, según datos preliminares, el mayor total mensual desde 2006.

La cifra rebasa la de mayo de 2019 (144 mil 116 aprehensiones) que llevó al ex Presidente Donald Trump a amenazar con imponer aranceles a México si no contenía la llegada de migrantes.

En enero hubo 78 mil 442 detenciones y en febrero 100 mil 441.