Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) instruyó el desbloqueo de algunas de las cuentas de la Cooperativa La Cruz Azul, únicamente para evitar una parálisis en el pago de la nómina de los trabajadores.
El descongelamiento aún no se concretaba ayer por la tarde, pero se esperaba que este mismo fin de semana la cementera pudiera disponer de dichos recursos para cubrir con sus obligaciones, informaron fuentes federales.
La cooperativa se vio afectada en este asunto legal porque en la instrucción original de la UIF se pidió a los bancos inmovilizar las cuentas a nombre de Guillermo Álvarez Cuevas, su hermano Alfredo y dex directivo Víctor Manuel Garcés Rojo, o que estuvieran relacionadas con ellos.
El problema es el presidente de la cooperativa, “Billy” Álvarez, aparece registrado como representante en todas las cuentas bancarias que están a nombre de la cementera, razón por la que también fueron congeladas el jueves pasado, explicaron fuentes relacionadas con el caso.
Por lo que toca a las cuentas personales de los hermanos Álvarez y Garcés, todas ellas continuarán inmovilizadas hasta en tanto la UIF determine su procedimiento o una orden judicial revoque la medida precautoria.