Jessika Becerra
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En medio de la aprobación de la Ley que impedirá a los servidores públicos laborar en el sector privado antes de 10 años, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ha tenido que cubrir al 25 por ciento de su personal ante las crecientes renuncias.
La Comisión, un organismo de Hacienda cuya principal labor es supervisar a bancos, emisoras de la bolsa y cualquier intermediario financiero, ha tenido que cubrir 359 puestos que quedaron desocupados entre enero y agosto de este año.
Estos movimientos los cubrió con promociones de 222 funcionarios a diferentes puestos y con 137 de nuevo ingreso, detalló el organismo.
“Se han suscitado renuncias de personal que se han acumulado desde el año pasado”, sostuvo la CNBV.
Fuentes del sector señalan que funcionarios con especialidad en el sector iniciaban su carrera profesional trabajando unos años en la Comisión y luego se integraban a algún intermediario financiero, respetando el año de espera.
Con la nueva Ley, aprobada el martes pasado en la Cámara de Diputados, y la reducción en salarios, esos profesionistas han abandonado sus puestos.