En política y en el gobierno las reglas no escritas son las que más se aplican. Nadie puede llamarse a sorprendido de su uso, por lo que todo el que se mueve en estos ambientes sabe que puede ser de los beneficiados o guillotinados, lo que dependerá de sus “palancas” o de los favores que le deban.

Por lo anterior empiezan a cruzarse las apuestas de quienes de los funcionarios estatales y municipales dejarán su lugar para que lo ocupen aquellos que están a punto de terminar su labor en los ayuntamientos.

Una costumbre de larga data es abrir espacios para los que, en teoría, deberían irse a la banca, pero en administraciones de distinto color es algo normal y el mejor ejemplo se registra a nivel nacional con el presidente Andrés Manuel López Obrador, que entre las justificaciones para dar de baja al titular del Coneval es que ya tenía “muchos años” al frente del organismo, con lo que echó por la borda la capacidad y experiencia de uno de los mejores especialistas en la materia.

A nivel local se esperan cambios a partir de octubre, máxime cuando  más de uno sabe que sus “conectes” no están en su mejor momento, de ahí que aún cuando anide la esperanza  que no sea de los “elegidos” mentalmente tiene que estar preparado para dejar la oficina.

Los que están a punto de entregar la dirección en los distintos municipios y varios de sus subalternos asoman la cabeza, haciendo todo lo imaginable para que en las esferas interpreten que están dispuestos a sacrificarse en lo que resta del gobierno del estado, al mismo tiempo se acercan a la presidenta municipal recién reelecta para que los tomen cuenta.

El partido en el poder tiene una relevancia aparte, por. lo que es común que quien lo encabece pase a ocupar una secretaría como pago o en reconocimiento a su esfuerzo para lograr que el organismo se mantenga al frente de la procesión política, lo que muchas veces también los proyecta a una diputación federal o una senaduría.

Se dice que no hay silla más incómoda que aquella que ocupa un secretario o director general, porque en el momento menos esperado le piden que la desocupe y muchas veces apenas le dan tiempo de recoger sus pertenencias, tal como ocurrió hace varios años con la directora de Planeación del Instituto de Educación, a quien le dijeron que la esperaban en la oficina de su jefe, pero fue sólo un pretexto para que saliera de su departamento; al regresar encontró un conocido en su lugar que minutos antes había sido designado, por lo que sólo le pidió que le permitiera sacar sus cosas de los cajones.

Hasta la fecha sólo hay rumores que en tal o cual lugar habrá nuevo titular, lo que también puede ser parte del juego político que se acostumbra y se hace para mover el tapete del sitio que les gustaría ocupar, personajes que se encargan de esparcir los comentarios, y que valga citarlo, casi nunca se le cumple, ya que en radio pasillo están identificadas sus intenciones que casi de inmediato llegan a oídos de quien tiene la última palabra, por lo que si en algún momento tuvo la intención de invitarlo su actitud lo arrojó muy lejos.

Por lo  tanto, llegan únicamente los que entienden el significado de la prudencia,  y si hay alguna insinuación o una invitación abierta la guardan bajo siete llaves, evitando el adagio que “del plato a la boca se cae la sopa”.

A BUEN PASO

Aguascalientes ocupó en junio pasado el tercer lugar nacional en generación de empleos, al lograr 3 mil 400, mientras que Nuevo León registró 5 mil 354 y Baja California 4 mil 721, lo que denota lo acertada que ha sido la política económica y de promoción de inversiones que lleva a cabo la administración estatal.

Hay varios factores que contribuyen para que se mantenga el ritmo de crecimiento, entre ellos la ubicación geográfica y sus enlaces por carretera y vía aérea, aunados al incesante impulso que lleva a cabo el gobernador Martín Orozco a nivel país y en las misiones comerciales al extranjero.

Con lo anterior se han obtenido buenas cuentas en materia de empleo, que es uno de los mayores retos que tiene el gobernante ante la demanda de miles de jóvenes, que cada año se incorporan al mercado del trabajo, tanto a nivel profesional como técnico y de operarios.

El sector privado ha sido determinante para alcanzar esos objetivos, porque son las empresas las que invierten y crean empleo, mientras que el gobierno es facilitador para que alcancen sus objetivos de asentamiento, consolidación y crecimiento, de lo cual se desprende el origen y permanencia de los puestos de trabajo.

Conforme a los datos emitidos por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), después de Aguascalientes crearon empleo Querétaro con 2 mil 999; Ciudad de México, 2 mil 886, y Quintana Roo, 2 mil 365.

Por el contrario, hubo 18 entidades que tuvieron un saldo negativo, en particular Sinaloa, que perdió 10 mil 391 plazas, en relación con las existentes en mayo anterior; Veracruz, con  6 mil 896 y Oaxaca, con 5 mil 386 menos. En conjunto, Chihuahua, Jalisco y Michoacán perdieron 8 mil 704 plazas.

Del total de los 18 estados que registraron mermas, Sinaloa, Veracruz, Oaxaca, Michoacán, Chihuahua y Jalisco sumaron 31 mil 377 plazas menos, mientras que Nuevo León, Baja California, Aguascalientes, Querétaro, Ciudad de México y Quintana Roo obtuvieron 21 mil 725 empleos más.

Los avances a nivel local ha sido posible gracias a que se ha conjugado el apoyo a las grandes inversiones y una atención especial a las micro, pequeñas y medianas empresas, con lo que cada quien tiene oportunidad de progresar y esto se traduce en empleos directos e indirectos que benefician a diversos sectores de la sociedad, reflejándose en un mayor dinamismo económico y comercial, que es otra de las razones para mantener el estado en progreso, lo que en gran medida ayuda a enfrentar las decisiones que emanan de la Federación con los recortes presupuestales.

Con sus acciones la administración estatal busca mantener la paz laboral y empujar el equilibrio entre los sectores patronal y obrero, mediante la legalidad, la armonía y la comunicación, donde las relaciones contractuales se lleven con plena conformidad entre los factores de producción, porque esto atraerá mayores capitales creándose así un círculo virtuoso.

FALTA CULTURA VIAL

A la par que se implantan kilómetros de ciclovías se promueve el uso de la bicicleta como medio de transporte y con fines recreativos, lo que esperan sus promotores que contribuya a mejorar el medio ambiente, sin embargo olvidan lo más importante, como es fomentar la educación vial. Los atropellos de ciclistas se dan por un descuido y también porque hubo alguien que no respetó el espacio del otro. Hay automovilistas que en su desesperación por avanzar no se fijan que a su lado va un ciclista, o que éstos se meten entre la fila de vehículos propiciando que puedan ser empujados con resultados que en su mayoría son funestos. Es un problema que también se da con frecuencia entre los motociclistas, que no miden las consecuencias al circular a mayor velocidad que los demás ocupantes de la vía pública. En principio es positivo destinar carriles exclusivamente a la circulación de bicicletas, sólo que en varios tramos ocupan también el espacio de ascenso y descenso del transporte urbano y en otros, como en las confluencias de las calles, hay dificultades para continuar rodando, por lo que se corre demasiado riesgo al pretender seguirse de frente ya que en algún momento puede surgir un automóvil o un camión. Por lo descrito se requiere llevar a cabo una campaña permanente de educación vial, dirigida a todos los que ocupan un espacio en las calles, incluidos los peatones, porque también deben saber cuáles son sus derechos y obligaciones, principalmente no atravesándose donde mejor le plazca, ya que al hacerlo, y en caso de que sean arrollados, provocan un conflicto al otro, al verse implicado en un problema judicial sin tener culpa alguna.